Estadísticas regionales sobre la educación

De Statistics Explained

Datos de febrero de 2013. Datos más recientes: Más información de Eurostat, Tablas principales y Base de datos.
Los mapas pueden ser explorados de manera interactiva utilizando Eurostat Statistical Atlas (véase User's manual).

La educación, la formación profesional y, en general, el aprendizaje permanente desempeñan un papel fundamental en las estrategias económicas y sociales de la Unión Europea (UE). Este artículo presenta las estadísticas regionales de educación de Eurostat e incluye información relativa a la matriculación, el nivel de estudios y la participación. La educación es uno de los cinco pilares fundamentales de la estrategia de crecimiento de Europa Europa 2020, y varios de los indicadores presentados en este artículo se emplean para estudiar los avances logrados a escala regional en relación con una serie de objetivos de referencia de la iniciativa Europa 2020.

Mapa 1: Tasas de participación de niños de cuatro años de edad en la educación de la primera infancia y la educación primaria (niveles CINE 0 y 1), por regiones NUTS 2, 2011 (1)
(% de niños de cuatro años de edad) - Fuente: Eurostat (educ_regind)
Mapa 2: Estudiantes de 17 años de edad en todos los niveles de educación (niveles CINE 0-6), por regiones NUTS 2, 2011 (1)
(% de jóvenes de 17 años de edad) – Fuente: Eurostat (educ_regind)
Mapa 3: Abandono prematuro de la educación y la formación, por regiones NUTS 1, 2011 (1)
(% de jóvenes de entre 18 y 24 años de edad) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_16)
Mapa 4: Modificación del porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación, por regiones NUTS 1, 2006–2011 (1)
(puntos porcentuales de diferencia entre 2006 y 2011, % de jóvenes entre 18 y 24 años de edad) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_16)
Gráfico 1: Abandono prematuro de la educación y la formación, regiones NUTS 1 con diferencias de género atípicas, 2011 (1)
(%) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_16)
Mapa 5: Número total de estudiantes en la educación terciaria (niveles CINE 5 y 6), como porcentaje de la población entre 20 y 24 años de edad, por regiones NUTS 2, 2011 (1)
(%) - Fuente: Eurostat (educ_regind)
Mapa 6: Personas de entre 30 y 34 años de edad con estudios de nivel terciario (niveles CINE 5 y 6), por regiones NUTS 1, 2011 (1)
(% de personas de entre 30 y 34 años de edad) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_12)
Mapa 7: Modificación del porcentaje de personas de entre 30 y 34 años de edad con estudios de nivel terciario (niveles CINE 5 y 6), por regiones NUTS 1, 2006–2011 (1)
(puntos porcentuales de diferencia entre 2006 y 2011, % de personas de entre 30 y 34 años de edad) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_12)
Mapa 8: Personas de entre 25 y 64 años de edad con estudios de nivel terciario (niveles CINE 5 y 6), por regiones NUTS 2, 2011 (1)
(% de personas de entre 25 y 64 años de edad) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_11)

Principales resultados estadísticos

Las cifras para la UE-27 en 2010 indican que había aproximadamente 93,1 millones de estudiantes matriculados en el sistema de educación general que cubría todos los niveles de educación, desde estudios primarios a estudios de postgrado; había, además, 14,9 millones de niños matriculados en la educación de la primera infancia.

Participación de los niños de cuatro años en la educación

La edad legal para el inicio de la educación varía en función de los Estados miembros: en Luxemburgo e Irlanda del Norte (Reino Unido), la educación obligatoria se inicia a los cuatro años de edad, mientras que, en otras regiones de la UE, empieza entre los cinco y los siete años de edad; la matriculación en la educación de la primera infancia suele ser voluntaria en la mayor parte de los Estados miembros de la UE. La estrategia Europa 2020 insiste en el incremento de las tasas de participación de los niños de corta edad en preparación del inicio de la educación obligatoria. Uno de sus principales objetivos es incrementar el porcentaje de niños que participan en la educación de la primera infancia hasta un mínimo del 95 % en el año 2020.

El Mapa 1 muestra que, en 2010, el 91,7 % de los niños de cuatro años de edad participaban en la educación de la primera infancia o en la primaria en toda la EU-27. Las tasas de participación de los niños de cuatro años en la educación de la primera infancia o en la educación primaria eran, por lo general, elevadas, con medias nacionales por encima del 95 % en Bélgica, Dinamarca, Alemania, Irlanda, España, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Reino Unido, así como en Islandia y Noruega. Por el contrario, Grecia, Polonia y Finlandia comunicaron que menos del 70 % de los niños de cuatro años de edad estaban matriculados; también se registraron porcentajes inferiores en los países de la AELC Liechtenstein y Suiza y en los países adherentes y candidatos Croacia, Antigua República Yugoslava de Macedonia y Turquía.

Un total de 55 regiones en la UE comunicaron que más del 99,0 % de los niños de cuatro años recibían educación de la primera infancia o educación primaria en 2011; la mayoría se ubicaba en Francia (16 regiones de nivel NUTS 2), España (13 regiones), los Países Bajos (siete regiones) y el Reino Unido (siete regiones de nivel NUTS 1), Bélgica e Italia (cinco regiones cada uno), al igual que una sola región en Dinamarca (Sjælland).

Había 14 regiones en la UE en las que el 65,0 % o menos de los niños de cuatro años de edad participaba en la educación de la primera infancia o en la educación primaria. La tasa de participación más baja se registró en la región polaca de Warminsko-Mazurskie (50,4 %). Las regiones con niveles de participación relativamente bajos se hallaban principalmente en Polonia (11 regiones), en una sola región de Eslovaquia (Východné Slovensko) y en Grecia y Finlandia, país para el que sólo se dispone de datos nacionales.

Entre las regiones de la AELC, se registraron altas tasas de participación de los niños de cuatro años de edad en la educación de la primera infancia o la educación primaria en Islandia (datos nacionales relativos a 2010) y en las siete regiones noruegas, donde los porcentajes superaron el 95 %. Por el contrario, las tasas de participación en Liechtenstein y en seis de las siete regiones suizas fueron relativamente bajas, cifrándose entre el 62,0 % de la Région lémanique y el 16,4 % de Zentralschweiz. La única excepción a esta pauta general la constituyó la región suiza del Ticino (fronteriza con Italia), donde la tasa de participación se situó en el 98,3 %.

Todas las regiones de los países adherentes y candidatos registraron unas tasas de participación de los niños de cuatro años de edad en la educación de la primera infancia o la educación primaria como máximo del 65,0 %. Sólo se dispone de datos nacionales en relación con Croacia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia (datos relativos a 2010), donde las tasas fueron del 57,4 % y el 24,0 % respectivamente. Más de la mitad de las 25 regiones turcas de nivel 2 registraron una tasa de participación de los niños de cuatro años de edad en la educación de la primera infancia o primaria inferior al 20,0 % en 2011. La tasa más baja fue la de la región turca meridional de Gaziantep, Adıyaman, Kilis (9,7 %), seguida por la de İEstambul (10,9 %).

Estudiantes de 17 años en la educación

En 2010, el número de estudiantes de 17 años de edad que se encontraban en el sistema educativo (en todos los niveles) en la EU-27 era de 5,2 millones, lo que equivale al 91,7 % del total de jóvenes de 17 años. La edad de 17 años es importante, ya que a menudo es aquella en que los jóvenes han de elegir entre permanecer en la educación, adquirir algún tipo de formación o buscar un empleo. El porcentaje de jóvenes de 17 años de edad en la educación superaba en 2011 el 80 % en la gran mayoría de las regiones de la UE, y esa pauta se repetía en todas las regiones de la AELC (véase el Mapa 2). Así pues, por un motivo u otro, la gran mayoría de los jóvenes de 17 años de edad permanecía en el sistema educativo al alcanzar la edad de escolarización obligatoria o incluso después de haberla superado. Fueron varias las regiones en las que el número de jóvenes de 17 años que permanecían en el sistema educativo era mayor que el de los que residían en la región; entre otros motivos, esto puede deberse a que los estudiantes residentes en una región cruzan las fronteras regionales para acudir a un centro de otra región (o país) que imparte un curso o una formación específicos.

En 19 regiones de la UE, menos de cuatro de cada cinco jóvenes de 17 años seguía estudiando en 2011. La mayor parte de esas regiones se situaba en Rumanía (cinco de las ocho regiones de nivel NUTS 2 de ese país), aunque también se registraron tasas relativamente bajas en las regiones insulares de Malta (una región en ese nivel NUTS), Illes Balears (España) y la Região Autónoma dos Açores (Portugal). Había asimismo porcentajes iguales o inferiores al 80,0 % en tres regiones septentrionales italianas (la Provincia Autonoma di Bolzano/Bozen, la Provincia Autonoma di Trento y Lombardía) y en tres regiones de nivel NUTS 1 del Reino Unido (East Midlands, Yorkshire and the Humber y Gales). Otros cinco países comunicaban cada uno una región con menos de cuatro de cada cinco jóvenes de 17 años que seguían estudiando, en concreto: la Provincia de Vlaams-Brabant en Bélgica, Yugoiztochen en Bulgaria, Strední Cechy en la República Checa, el departamento de ultramar de Guyane en Francia y Niederösterreich en Austria. Cabe señalar que algunos estudiantes domiciliados en una región concreta pueden elegir o tienen que desplazarse a otra región (o país, en el ejemplo de Malta) para poder continuar sus estudios al cumplir la edad de escolarización obligatoria.

Entre las regiones de la AELC, los porcentajes más bajos de jóvenes de 17 años de edad que permanecían en el sistema educativo se registraron en las regiones relativamente poco pobladas de Nord-Norge (Noruega) e Islandia (datos nacionales relativos a 2010 en este nivel), así como en tres regiones situadas en el centro de Suiza (de oeste a este, Espace Mittelland, Zentralschweiz y Ostschweiz), aunque las cifras seguían estando claramente por encima del 80,0 % en todas ellas. Entre las regiones de los países adherentes y candidatos, el porcentaje de jóvenes de 17 años que seguían estudiando era superior al 80,0 % en Croacia (datos nacionales) y en tres regiones turcas (incluida la región de la capital, Ankara, y las dos regiones noroccidentales de Bursa, Eskişehir, Bilecik y Tekirdağ, Edirne, Kırklareli). Había cuatro regiones turcas en las que el porcentaje de jóvenes de 17 años que seguían estudiando era del 50,0 % o inferior; todas ellas se hallaba en el sur y el este del país, a saber: Sanlıurfa, Diyarbakır; Mardin, Batman, Sırnak, Siirt; Ağri, Kars, Iğdir, Ardahan y Van, Muş, Bitlis, Hakkari. El menor porcentaje de jóvenes de 17 años que seguían estudiando se registró en Van, Mus, Bitlis, Hakkari, región en la que esta proporción apenas superaba la tercera parte (35,5 %) en 2011.

Abandono prematuro de la educación y la formación

Un indicador que presenta información sobre el abandono prematuro de la educación y la formación hace un seguimiento del porcentaje de personas de entre 18 y 24 años de edad que solamente han terminado la educación secundaria de primer ciclo y que no realizan ningún otro estudio ni formación: aproximadamente el 13,5 % de los jóvenes de 18 a 24 años de edad en la EU-27 estaban clasificados como personas que habían abandonado prematuramente la educación y la formación en 2011, con un porcentaje ligeramente superior de hombres (15,3 %) que de mujeres (11,6 %). La estrategia de crecimiento de la Unión Europea, Europa 2020, ha fijado un objetivo para la EU-27 en lo que respecta al porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación que habrá de ser inferior al 10 % en 2020; establece asimismo objetivos individuales para los distintos Estados miembros, que varían entre el 5 % y el 29 %.

El Mapa 3 muestra que, en 2011, la tasa de abandono prematuro de la educación y la formación variaba significativamente dentro de la UE. Había 26 regiones NUTS 1 en las que no más de uno de cada diez jóvenes de entre 18 y 24 años de edad habían abandonado prematuramente la educación y la formación (los dos primeros tonos del mapa). La mayoría de esas 26 regiones se concentraba en Europa central y oriental, donde se identificaron las tasas más bajas. Esta zona comienza en Lituania, pasa por las seis regiones NUTS 1 de Polonia, llega hasta la República Checa y Eslovaquia (ambos países con una región de este nivel NUTS) y a la región de la capital de Hungría, Közép-Magyarország, y atraviesa las tres regiones austriacas hasta Eslovenia. En total, estas 26 regiones se distribuyen por 15 Estados miembros e incluyen tres de las cuatro regiones de nivel NUTS 1 de los Países Bajos, las tres regiones suecas, una región de Bélgica (Vlaams Gewest), Bulgaria (la región de la capital, Yugozapadna i yuzhna tsentralna Bulgaria), Dinamarca (una región de este nivel NUTS), Francia (Ouest), Luxemburgo (una región de este nivel NUTS) y Finlandia (país para el que sólo se dispone de datos nacionales).

Sólo había cinco regiones en las que la tasa de abandono de la educación y la formación era equivalente o inferior al 5,0 %, a saber: Eslovenia (4,2 %), las dos regiones polacas de Poludniowy y Centralny (ambas con el 4,6 %), la República Checa (4,9 %) y Eslovaquia (5,0 %).

En 11 regiones NUTS 1 de toda la UE, el abandono prematuro afectaba a más de una quinta parte de la población de entre 18 y 24 años de edad; todas estas regiones se ubicaban en Europa meridional. Se incluían: cinco regiones españolas (todas salvo la región de la capital, la Comunidad de Madrid, y la región Noreste), las tres regiones de Portugal; las islas de Italia (Isole), Malta (una región de nivel NUTS 1) y la parte oriental de Rumanía (Macroregiunea doi). Los mayores porcentajes de abandono prematuro se registraban en tres regiones insulares, a saber, las islas portuguesas de la Região Autónoma dos Açores (44,3 %) y la Região Autónoma da Madeira (37,3 %) y Malta (33,5 %; cabe señalar que las series maltesas están siendo objeto de examen), mientras que dos regiones españolas (Sur y las Islas Canarias) eran las únicas en las que el abandono prematuro afectaba a más del 30,0 % de la población de edades comprendidas entre los 18 y los 24 años. Cabe señalar que los jóvenes que residen oficialmente en la dirección de sus padres en una de estas islas pueden participar en cursos en el continente o en otro país, por lo que el indicador debe interpretarse con cuidado en los casos en que un gran número de estudiantes dejan una región para estudiar en otro lugar.

El Mapa 4 ilustra la modificación del porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación; por lo general la comparación se basa en el quinquenio 2006-2011. En toda la EU-27, ese porcentaje se redujo en 2,0 puntos porcentuales, del 15,5 % al 13,5 %, en 2011. Se registraron las reducciones máximas para las tres regiones portuguesas, y la disminución más acusada correspondió a la región continental, con 15,9 puntos porcentuales y una cuota del 22,3 %. Las tres regiones portuguesas fueron las únicas de la UE en las que el porcentaje de abandono prematuro se redujo en 10,0 puntos porcentuales o más durante el periodo 2006-2011. Había otras cinco regiones de la UE en las que se redujo en al menos 5,0 puntos porcentuales: entre ellas se incluían dos regiones españolas (la Comunidad de Madrid y Sur), East Midlands en el Reino Unido, Malta (una región de este nivel NUTS; obsérvese, de nuevo, que las series maltesas están siendo objeto de examen) y la región de Grecia septentrional Voreia Ellada.

Se registraron importantes descensos del número de personas que abandonan prematuramente la educación y la formación en la mayoría de las regiones turcas; en todas salvo dos, la reducción fue de al menos 5,0 puntos porcentuales. Esas dos excepciones fueron las regiones orientales de Ortadoğu Anadolu y la región de la capital de Bati Anadolu, en las que las tasas se redujeron, no obstante, en 4,1 y 4,6 puntos porcentuales respectivamente. Las mayores reducciones (más de 10,0 puntos porcentuales) en Turquía se registraron en los dos extremos del país: en la región sudoriental de Güneydoğu Anadolu y en la región occidental de Ege (que incluye la ciudad de İzmir). También se registró una considerable reducción de la tasa en la Antigua República Yugoslava de Macedonia, donde disminuyó en 9,3 puntos porcentuales. Entre los países de la AELC, la única región en la que se registró una reducción de al menos 5,0 puntos porcentuales fue Islandia (una región de este nivel NUTS): 5,9 puntos porcentuales.

En las 95 regiones para las que se dispone de datos en el Mapa 4, había 18 en las que la tasa de abandono prematuro de la educación y la formación aumentó entre 2006 y 2011; de ellas, Croacia (una región en este nivel NUTS) fue la única región de fuera de la UE. Los aumentos experimentados entre 2006 y 2011 fueron en su mayoría pequeños, ya que 13 regiones (incluida Croacia) notificaron que su tasa de abandono prematuro no aumentó en más de 1,0 puntos porcentuales. Las cinco regiones restantes se ubicaban en cinco Estados miembros distintos, registrándose el mayor incremento (4,4 puntos porcentuales) en Macroregiunea unu (Rumanía noroccidental y central). El sudoeste de Francia (Sud-Ouest), Escocia, en el norte del Reino Unido, Luxemburgo (una región de este nivel NUTS) y la región de Poludniowo-Zachodni, al sudoeste de Polonia, eran las otras regiones en las que la tasa de abandono prematuro aumentó en más de 1,0 punto porcentual entre 2006 y 2011.

La información sobre la tasa de abandono prematuro también puede analizarse atendiendo a las diferencias de género. Como se ha señalado anteriormente, la tasa de abandono prematuro de la educación y la formación en mujeres era en 2011 en la EU-27, en promedio, 3,7 puntos porcentuales más baja que la correspondiente a los varones. Las mayores diferencias entre sexos se registraban en Europa meridional, donde las tasas en varones eran, por lo general, mucho más altas que en las mujeres (véase el Gráfico  1). Así sucedía, concretamente, en Grecia, España, Italia y Portugal, así como en las islas de Chipre y Malta (en una región de este nivel NUTS en cada una de ellas; los datos correspondientes a la última están siendo objeto de examen), aunque también en Letonia y Lituania (asimismo en una región de cada país), las regiones francesas de Méditerranée y Nord- Pas-de-Calais, la Région Wallonne en Bélgica e Irlanda del Norte en el Reino Unido.

De las 84 regiones de la UE de nivel NUTS 1 en las que se disponía de datos, sólo había seis en las que la tasa de abandono prematuro en varones fue menor que la correspondiente a las mujeres en 2011. Formaban parte de esta lista las dos regiones de nivel NUTS 1 de Bulgaria, incluida la región con la distribución más atípica: Severna i yugoiztochna Bulgaria (norte y sudoeste de Bulgaria), en la que la tasa en varones (15,6 %) fue 3,0 puntos porcentuales menor que en las mujeres (18,6 %). La región meridional austriaca de Südösterreich comunicó que su tasa que abandono prematuro en los varones era 2,0 puntos porcentuales menor que la correspondiente a las mujeres. En las cuatro regiones restantes en las que las tasas de los varones fueron menores, las diferencias registradas entre los sexos fueron pequeñas. En efecto, los tasas en varones eran 0,5 o 0,6 puntos porcentuales menores en las regiones siguientes: Yugozapadna i yuzhna tsentralna (que comprende el resto de Bulgaria); dos regiones al oeste del Reino Unido (Gales y West Midlands) y Dunántúl (Hungría occidental).

La tasa de abandono prematuro era sistemáticamente mayor en varones que en mujeres en todas las regiones de la AELC. Así sucedía, concretamente, en Noruega e Islandia (una región de este nivel por país), donde la tasa de abandono prematuro de la educación y la formación en varones era 6,8 y 5,1 puntos porcentuales más alta que la correspondiente a las mujeres. La tasa en mujeres era asimismo menor que en los varones en Croacia (sólo se dispone de datos nacionales). Por el contrario, en todas las regiones de nivel 1 de Turquía la tasa de abandono prematuro en los varones fue menor que en las mujeres; en la mitad de las regiones turcas, las diferencias fueron superiores a dos dígitos, con un máximo de 16,8 puntos porcentuales en la región nororiental de Kuzeydoğu Anadolu. La tasa de abandono prematuro de la educación y formación en varones también fue menor que la correspondiente a las mujeres en la Antigua República Yugoslava de Macedonia (3,3 puntos de diferencia).

Estudiantes en educación terciaria

La enseñanza terciaria es el nivel educativo que ofrecen las universidades clásicas, las universidades de ciencias aplicadas, las escuelas técnicas superiores y otras instituciones que conceden titulaciones académicas o diplomas profesionales. En 2010 (curso académico 2009/2010), el número de estudiantes matriculados en la educación terciaria en la EU-27 se elevaba a 19,8 millones; esta cifra equivalía al 62,7 % de todas las personas de entre 20 y 24 años de edad.

En el Mapa 5 se expone el número de estudiantes matriculados en una universidad o centro educativo similar (nivel terciario) en cada región en relación con el número de residentes de entre 20 y 24 años de edad en esa región, lo cual da una idea de en qué medida una región resulta atractiva para los estudiantes de educación terciaria. Debe señalarse que es posible que algunos estudiantes no estuvieran residiendo en la región mientras estudiaban. Por tal motivo, en algunas regiones se registran valores muy elevados (sobre todo en aquéllas que superan el 100 %), ya que albergan grandes universidades u otros centros de educación terciaria; estos porcentajes elevados indican que atraen a una considerable cantidad de estudiantes de otras regiones. Debe asimismo señalarse que, con la promoción de la educación y la formación para todos los miembros de la sociedad, cada vez hay más estudiantes de nivel terciario que no forman parte del tradicional grupo de edad de 20 a 24 años (utilizado como denominador para realizar el cálculo).

De las 16 regiones de la UE en las que el número de estudiantes matriculados en la educación terciaria en 2010/2011 fue mayor que el de residentes de entre 20 y 24 años de edad, una mayoría (11) eran regiones de las capitales: Praha (República Checa), Bratislavský kraj (Eslovaquia), Bucuresti - Ilfov (Rumanía), Wien (Austria), la Région de Bruxelles-Capitale / Brussels Hoofdstedelijk Gewest (Bélgica; los datos corresponden a 2009/2010), Mazowieckie (Polonia), Zahodna Slovenija (Eslovenia), la Comunidad de Madrid (España), Lisboa (Portugal), Attiki (Grecia; los datos corresponden a 2008/2009) y Közép-Magyarország (Hungría). Cuatro de las cinco regiones de la UE restantes en las que se registró un mayor número de estudiantes de nivel terciario que residentes de entre 20 y 24 años de edad se situaban en el norte y el oeste de Grecia: en todas ellas, la relación entre estudiantes de nivel terciario y residentes de entre 20 y 24 años de edad fue más alta que la registrada en la región de la capital, Attiki; la quinta región se hallaba en Bélgica (la Province/Provincie Brabant Wallon).

Se registró también la mayor concentración de estudiantes en las regiones de las capitales en Bulgaria, Dinamarca, Irlanda, Francia, Italia y el Reino Unido, aunque las tasas no llegaron al 100 %. Alemania fue el único gran Estado miembro en el que se registró la concentración más densa de estudiantes terciarios fuera de la región de la capital, ya que las tasas de Hamburgo (75,4 %) y de Bremen (71,0 %) fueron superiores a las de Berlín (65,7 %); las otras excepciones a esta pauta general se dieron en los Países Bajos (en los que la máxima concentración de estudiantes terciarios se registró en Groningen (90,3 %)) y en el extremo septentrional de Suecia (en Övre Norrland registró la máxima concentración (97,5 %)).

En los países de la AELC, las máximas tasas de estudiantes en la educación terciaria expresadas como porcentaje de la población de entre 20 y 24 de edad se registraron en las regiones noruegas de Trøndelag y Oslo og Akershus (donde superaron el 100 %) y en la región suiza de Zürich (97,9 %).

En Turquía se registró una concentración especialmente elevada de estudiantes terciarios en Bursa, Eskişehir, Bileci, lo que puede atribuirse a que en Eskişehir hay una universidad abierta en la que se matricula un elevado porcentaje de alumnos para cursar estudios a distancia. Por lo demás, la relación entre estudiantes matriculados en la educación terciaria y residentes de entre 20 y 24 años edad fue inferior al 60 % en el resto de regiones de los países candidatos y adherentes.

Nivel de educación terciaria

Los últimos tres mapas de este artículo facilitan información sobre la proporción de la población que ha obtenido un nivel de educación terciaria, esto es, educación universitaria o similar (nivel terciario). El Mapa 6 expone los niveles de educación terciaria alcanzados recientemente por las personas de entre 30 y 34 años de edad. El Mapa 7 presenta información sobre la modificación de los niveles de educación terciaria en el grupo de edad citado, sobre la base de un análisis de diferencias entre 2006 y 2011. El Mapa 8 presenta información sobre un grupo de edad más amplio, a saber, las personas de entre 25 y 64 años de edad, y ofrece datos sobre el porcentaje de población en edad de trabajar que ha obtenido un nivel de educación terciaria.

Para la EU-27 en su conjunto, en 2011 apenas algo más de un tercio (34,6 %) de las personas de entre 30 y 34 años de edad habían finalizado la educación terciaria. Estas cifras respaldan la premisa de que un porcentaje creciente de la población de la UE estudia hasta alcanzar un nivel superior, en consonancia con uno de los objetivos de Europa 2020, a saber, que en 2020 al menos un 40 % de las personas de entre 30 y 34 años de edad en la EU-27 tengan estudios de nivel terciario.

En el Mapa 6 se muestra que, en 2011, había 30 regiones en la UE (de entre las 91 regiones de nivel NUTS 1 para las que se dispone de datos) que comunicaron que más de un 40 % de su población de entre 30 y 34 años de edad tenía estudios de nivel terciario. De ellas, seis regiones eran del Reino Unido, cuatro de España y Francia, tres de Bélgica (todas las del país), dos de Suecia (de las tres del país) y una de Alemania, Hungría, los Países Bajos y Polonia. Dinamarca, Estonia, Irlanda, Chipre, Lituania y Luxemburgo también comunicaron que más del 40 % de su población de entre 30 y 34 años de edad tenía estudios de nivel terciario (cada uno de tales países es una única región de este nivel NUTS), al igual que Finlandia (país para el que sólo se dispone de datos nacionales).

Teniendo en cuenta que la mayor parte de las personas de entre 30 y 34 años de edad han finalizado su educación terciaria antes de los 30 años, este indicador también puede utilizarse para evaluar el atractivo (o el «efecto llamada») de las regiones en relación con las oportunidades de empleo de los graduados. Había siete regiones en la UE en las que más de la mitad de la población de entre 30 y 34 años de edad tenía estudios de nivel terciario; los graduados del Reino Unido se veían atraídos por Londres, la región Sureste (de Inglaterra) colindante y Escocia, mientras que los españoles se veían atraídos por la región de la capital, la Comunidad de Madrid, y la región Noreste (donde se encuentran las ciudades de Bilbao, Donostia-San Sebastián y Zaragoza). Las otras dos regiones en las que se registraban porcentajes de más del 50,0 % eran también regiones de la capital: Île de France (que comprende París y su zona circundante) y Östra Sverige (que comprende Estocolmo), al este de Suecia.

Por el contrario, había seis regiones en las que menos de una persona de cada cinco de entre 30 y 34 años de edad tenía estudios de nivel terciario. Tres de esas seis regiones se ubicaban en Rumanía (con porcentajes del 16,5 % al 18,0 %): la única región de nivel NUTS 1 rumana que constituía una excepción era la región de la capital, Macroregiunea trei. En Italia había dos regiones, incluida la que presentaba el porcentaje más bajo de toda la UE, a saber, Isole (16,1 %), que comprende Cerdeña y Sicilia; la otra región italiana era el sur (Sud, 16,6 %). La sexta y última región era Saarland, en Alemania (19,1 %).

Bati Anadolu (23,6 %), que incluye la capital turca, Ankara, era la única región de Turquía que comunicó que más de una quinta parte de sus residentes de entre 30 y 34 años de edad tenía estudios de nivel terciario. Por el contrario, los porcentajes más bajos expuestos en el Mapa 6 se registraron en el noreste de Turquía (Kuzeydoğu Anadolu), donde poco más de una de cada diez personas (10,2 %) de entre 30 y 34 años tenía estudios de nivel terciario.

El penúltimo mapa sobre educación ilustra el cambio en el porcentaje de residentes de entre 30 y 34 años de edad que tenía estudios de nivel terciario a lo largo del período 2006-2011. En toda la EU-27, este porcentaje aumentó en 5,7 puntos porcentuales a lo largo del periodo de referencia, de manera que, en 2011, el 34,6 % de la población de entre 30 y 34 años de edad había completado estudios de nivel terciario. Si esta tasa de cambio se mantiene hasta 2020, debería cumplirse el objetivo de Europa 2020 de que al menos el 40 % de los residentes en la EU-27 de entre 30 y 34 años de edad tenga estudios de nivel terciario en ese año.

En Letonia (datos nacionales en este nivel NUTS) se registró el aumento más rápido en su porcentaje de residentes de entre 30 y 34 años de edad con estudios de nivel terciario, pues aquél se incrementó en 16,5 puntos porcentuales entre 2006 y 2011. En otras 12 regiones de la UE se registraron aumentos porcentuales superiores a dos dígitos, incluidas las seis regiones NUTS 1 de Polonia, cuatro regiones del Reino Unido (incluida Londres), la región de la capital de Hungría (Közép-Magyarország) y la República Checa (una región de este nivel NUTS).

Por el contrario, en ocho regiones la proporción de residentes de entre 30 y 34 de edad con estudios de nivel terciario se redujo durante el periodo 2006-2011. Ninguna de las reducciones fue especialmente significativa, ya que la mayor de ellas fue la correspondiente a Südösterreich, de 0,7 puntos porcentuales. De las otras siete regiones, dos se situaban en Francia (incluida la región de la capital, Île de France), otras dos en los Estados miembros insulares de Chipre y Malta, otra en Vlaams Gewest (Bélgica), Mecklenburg-Vorpommern (Alemania) y toda Finlandia (país para el que sólo se dispone de datos nacionales).

En el Mapa 8 se expone el porcentaje de la población de entre 25 y 64 años de edad que ha finalizado con éxito estudios de nivel terciario. La estructura demográfica de cada región ejerce cierta influencia sobre este valor, toda vez que las generaciones más jóvenes tienden a poseer niveles educativos superiores a los de las personas de edad más avanzada (debido al aumento del porcentaje de población que estudia durante más tiempo y hasta alcanzar unos niveles superiores). En 2011, un promedio del 26,8 % de la población de la EU-27 en edad de trabajar (25-64 años) tenía estudios de nivel terciario. Ello puede compararse con el porcentaje correspondiente (34,6 %) de las personas de entre 30 y 34 años al objeto de exponer las diferencias de nivel de estudios entre las generaciones.

Había 39 regiones de nivel NUTS 2 en la UE (del total de 258 para las que se dispone de datos) en las que más del 35,0 % de la población de entre 25 y 64 años de edad había finalizado estudios de nivel terciario. Al igual que en el análisis de las personas de entre 30 y 34 años, las regiones con los porcentajes más elevados se caracterizaban a menudo por ser las correspondientes a la capital u otras regiones urbanas densamente pobladas; es más probable que éstas atraigan a personas que poseen mayores cualificaciones debido a las oportunidades de empleo que ofrecen. Había 15 regiones en el Reino Unido en las que más de un 35,0 % de la población de entre 25 y 64 años poseía estudios de nivel terciario, cuatro en Bélgica y España, dos en Alemania, Francia, los Países Bajos y Suecia y una región en la República Checa, Dinamarca, Irlanda y Eslovaquia. La atracción de las regiones de la capital resultaba evidente, ya que éstas constaban en la lista de los 11 Estados miembros en los que se registró al menos una región en la que más de un 35,0 % de la población residente de entre 25 y 64 años había finalizado estudios de nivel terciario. Además, Estonia, Chipre y Luxemburgo presentaban, en su totalidad, porcentajes superiores al 35,0 % (los tres países comprenden otras tantas regiones de nivel NUTS 2), al igual que Finlandia (país para el que sólo se dispone de datos nacionales).

El mayor porcentaje de población de entre 25 y 64 años de edad que había finalizado estudios de nivel terciario se registró en Inner London (Reino Unido, 59,7 %), mientras que el segundo lugar correspondió a la región belga de Province/Provincie Brabant Wallon (al sur de Bruselas) (55,7 %), que era la única otra región de la UE en la que la mayoría de la población en edad de trabajar (25 a 64 años) tenía estudios de nivel terciario. Fuera de los Estados miembros, Oslo og Akershus (la región de la capital noruega) y Zürich (Suiza) presentaban los porcentajes más altos de residentes de entre 25 y 64 años que tenían estudios de nivel terciario (48,8 % y 42,6 % respectivamente). Había dos regiones noruegas y dos regiones suizas en las que los porcentajes se situaban por encima del 35,0 %.

En la parte inferior de la lista se encontraban 75 regiones que comunicaron que el 20 % o menos de su población de entre 25 y 64 años de edad tenía estudios de nivel terciario. De ellas, 19 regiones se situaban en Italia (todas las regiones italianas para las que se disponía de datos), ocho en Austria (todas, salvo la región de la capital, Wien), siete en la República Checa, Rumanía y Grecia (todas, salvo las regiones de las capitales, Praha y Bucuresti – Ilfov, y algo más de la mitad de las regiones griegas), seis en Hungría y Portugal (todas, salvo las regiones de las capitales, Közép-Magyarország y Lisboa), cuatro en Bulgaria y Polonia y una en España. Malta (que constituye solamente una región de nivel NUTS 2) también tenía un porcentaje inferior al 20 %. En un análisis por países, las regiones que presentaban los menores porcentajes de residentes en edad de trabajar con estudios de nivel terciario se concentraban a menudo en zonas rurales o remotas, por ejemplo, las islas, las regiones meridionales montañosas de Italia, las regiones insulares de la Região Autónoma dos Açores y la Região Autónoma da Madeira y la región rural del Alentejo, en Portugal, o las regiones del este de Rumanía.

Ninguna de las regiones de la AELC presentaba un porcentaje de población residente de entre 25 y 64 años con estudios de nivel terciario igual o inferior al 20 %. El porcentaje más bajo se registraba en la región relativamente montañosa de Hedmark og Oppland, la única de Noruega sin salida al mar (29,0 %). Por el contrario, Ankara (23,7 %) era la única región de los países adherentes y candidatos (para los que se dispone de datos) que comunicó que más de una quinta parte de su población residente de entre 25 y 64 años de edad tenía estudios de nivel terciario. Había nueve regiones de nivel 2 en Turquía en las que menos de una de cada diez personas de entre 25 y 64 años edad tenía estudios de nivel terciario; el porcentaje más bajo se registraba en la región nororiental de Ağri, Kars, Iğdir, Ardahan (6,7 %).

Fuentes y disponibilidad de los datos

Debido a que la estructura de los sistemas educativos varía de un país a otro, disponer de un marco para recopilar, reunir y presentar estadísticas e indicadores de educación regionales, nacionales e internacionales constituye un requisito previo para la comparabilidad. La Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE) proporciona la base necesaria para recopilar datos sobre educación. La CINE 97, versión actual de la clasificación que se introdujo en 1997, clasifica todos los programas educativos por campo y nivel de enseñanza; presenta conceptos y definiciones normalizados. Se puede consultar una descripción completa en sitio web del Instituto de Estadística (IEU) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) (en inglés). CINE-97 distingue entre siete niveles de educación:

  • educación pre-primaria (nivel 0);
  • educación primaria (nivel 1);
  • primer ciclo de educación secundaria (nivel 2), segundo ciclo de educación secundaria (nivel 3);
  • educación postsecundaria no terciaria (nivel 4);
  • primer ciclo de la educación terciaria (nivel 5) y segundo ciclo de la educación terciaria (nivel 6).

En 2009 comenzó un proceso de revisión de la CINE y la clasificación revisada (ISCED 2011) (en inglés) fue adoptada por una Conferencia General de la UNESCO en noviembre de 2011. Está previsto que las primeras estadísticas basadas en la CINE 2011 se publiquen en 2015.

Eurostat recopila estadísticas sobre educación de nivel europeo en el marco de un ejercicio administrado conjuntamente que incluye al Instituto de Estadística de la UNESCO (UNESCO-IEU), a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (la OCDE) y a Eurostat y al que suele denominarse recopilación de datos UOE. Por otra parte, las estadísticas sobre abandono prematuro de la educación y la formación y sobre nivel de educación se recopilan mediante la Encuesta europea de población activa (en inglés).

Las estadísticas sobre las matriculaciones en el sistema educativo incluyen las matriculaciones en todos los programas de educación inicial y todos los programas de educación de adultos con un contenido similar a los de educación inicial o que conduzcan a la obtención de cualificaciones similares a los programas iniciales correspondientes. Se incluyen los programas de aprendizaje en prácticas, excepto los que se basan totalmente en la actividad laboral y no están sometidos a la supervisión de ninguna autoridad de la educación formal.

El indicador sobre el abandono prematuro de la educación y la formación muestra el porcentaje de jóvenes de entre 18 y 24 años de edad que solo ha terminado la educación secundaria de primer ciclo (niveles 0, 1, 2 o 3C de la CINE) y que no sigue ninguna otra vía educativa o de formación profesional.

El nivel de estudios se define como el porcentaje de personas de un determinado grupo de edad (con exclusión de los que no respondieron a la pregunta relativa al nivel de educación o de formación más alto alcanzado) que ha alcanzado un nivel de estudios determinado.

Cabe señalar que los Mapas 2 y 5 combinan dos conceptos distintos, en concreto un numerador basado en el número de estudiantes registrados según el centro educativo en el que están inscritos y un denominador basado en las estadísticas de población registradas con arreglo a la residencia. En consecuencia, la región de estudio no siempre corresponde a la región de residencia. Además, en el número de estudiantes pueden incluirse personas que no figuran en el registro de población (por ejemplo, estudiantes extranjeros temporales). Por consiguiente, es posible que una región comunique unos porcentajes de personas que se encuentran en un nivel de educación específico que superen el 100 % de la población (este es especialmente el caso de los niveles de educación más altos, en los que la movilidad de los estudiantes es un fenómeno más habitual).

Contexto

Diversidad de los sistemas de educación nacionales

Por lo general, la edad es el único criterio de admisión a la educación primaria obligatoria, que se inicia a los cinco o seis años de edad en la mayoría de los Estados miembros, aunque Bulgaria, Estonia, Lituania, Finlandia y Suecia tienen los siete años de edad como edad obligatoria para iniciar la educación, mientras que en Irlanda del Norte (Reino Unido) la educación obligatoria se inicia a los cuatro años. La duración media de la educación obligatoria a tiempo completo es de 9 o 10 años en la mayoría de los Estados miembros de la UE, aunque aquélla se supera en Letonia, Malta y la mayoría de las regiones del Reino Unido (11 años), Luxemburgo, Portugal e Irlanda del Norte (12 años), y Hungría y los Países Bajos (13 años). Por lo general, la educación obligatoria se completa al final de la educación secundaria de primer ciclo, aunque, en algunos países, prosigue en la educación secundaria de segundo ciclo: la educación obligatoria a tiempo completo va más allá de los 16 años de edad en Hungría, los Países Bajos y Portugal, al igual que la educación obligatoria a tiempo parcial en Bélgica, Alemania y Polonia.

A los 16 o 17 años, muchos jóvenes deben elegir entre proseguir los estudios, hacer cursos de formación o buscar trabajo. La educación secundaria de segundo ciclo suele empezar una vez finalizada la educación obligatoria a tiempo completo, lo que, por regla general, requiere ocho años o más de enseñanza a tiempo completo (desde el inicio de la primaria) para poder acceder a ella. La educación secundaria de segundo ciclo general comprende unos programas escolares que, una vez completados con éxito, suelen dar acceso a programas de nivel universitario. La formación profesional de segundo ciclo está principalmente concebida para introducir a los estudiantes en el mundo laboral y prepararlos para programas educativos técnicos o de formación profesional de un grado superior. Los estudiantes suelen empezar la educación secundaria de segundo ciclo entre los 15 y los 17 años y terminarla entre dos y cuatro años más tarde. Las edades de inicio y finalización y el abanico de edades dependen de los programas educativos nacionales. Para el acceso a la educación terciaria suele requerirse haber finalizado un programa de educación secundaria de segundo ciclo o de educación postsecundaria no terciaria.

En febrero de 2011, la Comisión Europea adoptó la Comunicación «Educación y cuidados de la primera infancia: ofrecer a todos los niños la mejor preparación para el mundo de mañana» [COM(2011) 66]. En ella se observa que la educación y los cuidados de la primera infancia son una base esencial para tener éxito en el aprendizaje permanente, la integración social, el desarrollo personal y la empleabilidad futura, y que son especialmente beneficiosos para las personas desfavorecidas y pueden ayudar a los niños a escapar de la pobreza y de entornos familiares difíciles.

La duración de los estudios de la mayor parte de los europeos es significativamente superior a la exigencia mínima legal. Ello refleja la elección de matricularse en la educación superior y, asimismo, participar en mayor medida en iniciativas de aprendizaje permanente, ya que hay estudiantes maduros (adultos) que retoman los estudios, a menudo con el fin de volver a formarse o prepararse para un cambio de orientación profesional.

Las oportunidades que la Unión Europea ofrece a sus ciudadanos para vivir, estudiar y trabajar en otros países constituyen una contribución fundamental a la comprensión multicultural, al desarrollo personal y al aprovechamiento de todo el potencial económico de la UE. Cada año, más de un millón de ciudadanos de la UE de todas las edades participan en programas de educación, formación y desarrollo de la ciudadanía financiados por la UE.

Educación y formación 2020

Aproximadamente uno de cada siete niños dejan los estudios o la formación prematuramente y esto tiene una repercusión en las personas, la sociedad y las economías. En enero de 2011, la Comisión Europea aprobó la comunicación «Abordar el abandono escolar prematuro: una contribución clave a la agenda Europa 2020» [COM(2011) 18]. En ella se describen los motivos por los que los alumnos deciden dejar prematuramente los estudios, así como las medidas existentes y previstas para abordar este problema en toda la UE.

La cooperación política dentro de la UE ha sido reforzada mediante el programa de trabajo de educación y formación de 2010, en el que se integraron acciones previas en los ámbitos de la educación y la formación. Este programa tuvo continuación a través del marco estratégico actualizado para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación (también conocido como ET 2020), que fue adoptado por el Consejo en mayo de 2009. En él se establecieron una serie de objetivos de referencia para 2020:

  • al menos el 95 % de los niños de entre cuatro años de edad y la edad de inicio de la educación primaria obligatoria deberían participar en la educación de la primera infancia;
  • una media de al menos el 15 % de los adultos de entre 25 y 64 años de edad debería participar en el aprendizaje permanente.

El Consejo, en noviembre de 2011, adoptó dos nuevos objetivos de referencia sobre movilidad en la formación:

  • en 2020, una media de al menos el 20 % de los graduados en estudios superiores en la UE debería haber pasado un periodo de estudios o formación (incluidas prácticas de trabajo) relacionado con la educación superior en el extranjero, el cual debería representar un mínimo de 15 créditos Sistema Europeo de Transferencia y Acumulación de Créditos (ECTS) (en inglés) o durar un mínimo de tres meses;
  • en 2020, una media de al menos el 6 % de las personas de entre 18 y 34 años de edad con un título inicial de educación y formación profesionales en la UE debería haber pasado un periodo de estudios o formación conexo (incluidas prácticas de trabajo) educación y formación profesionales (EFP) (en inglés) en el extranjero de una duración mínima de dos semanas o menos si estuviera documentado por Europass (en inglés).

En mayo de 2012 se añadió otro objetivo de referencia sobre empleabilidad:

  • en 2020, el porcentaje de titulados con empleo (de entre 20 y 34 años de edad) que han dejado la educación y la formación no más de tres años antes del año de referencia debería ser de al menos el 82 %.

El abandono prematuro de la educación y la formación y el nivel de estudios superior son indicadores fundamentales para la Estrategia Europa 2020. Se seleccionaron para contribuir a supervisar los avances hacia una economía más inteligente, más ecológica y basada en el conocimiento, que proporcione niveles elevados de empleo, productividad y cohesión social. En la iniciativa emblemática ‘Juventud en Movimiento’, la Comisión Europea ha presentado sus propuestas acerca de la manera en que la UE puede alcanzar los objetivos de la Estrategia Europa 2020 en los ámbitos de la educación y el empleo, tanto a nivel nacional como de la UE en su conjunto.

Más información de Eurostat

Visualización de datos

Publicaciones

Tablas principales

Estadísticas regionales sobre la educación (t_reg_educ)
Education (t_educ)
EU region (t_educ_regio)
Educational attainment, outcomes and returns of education (t_edat)
Tertiary educational attainment by sex, age group 30-34 and NUTS 1 regions (tgs00105)
Early leavers from education and training by sex and NUTS 1 regions (tgs00106)

Base de datos

Regional education statistics (reg_educ)

Education (educ)

EU region (educ_regio)
Educational attainment, outcomes and returns of education (edat)
Main indicators on education attainment: time series and regional data (edatm)
Persons with a given education attainment, by sex and NUTS 2 regions (%) (edatm2)

Sección especializada

Metodología / Metadatos

Fuente de los datos de los mapas en esta página (MS Excel)

Enlaces externos

Véase asimismo

Vistas