Estadísticas regionales sobre la educación

De Statistics Explained

Datos de marzo de 2014. Datos más recientes: Más información de Eurostat, Tablas principales y Base de datos. Actualización prevista del artículo: Junio de 2015.

Este artículo es parte de un conjunto de artículos estadísticos elaborados a partir del Eurostat Regional Yearbook. Presenta una selección de datos estadísticos sobre educación y formación a nivel regional. La educación, la formación profesional y, de forma más general, el aprendizaje permanente desempeñan un papel fundamental en las estrategias económicas y sociales de la Unión Europea (UE).

Principales resultados estadísticos

Las cifras para la Europa de los Veintiocho en 2011 indican que había 93,7 millones de estudiantes matriculados en el sistema de educación general que cubría todos los niveles educativos, desde estudios primarios a estudios de postgrado. Además, se matricularon otros 15,4 millones de niños en educación de la primera infancia.

Eurostat elabora y publica las estadísticas de educación y formación para las regiones de la Unión Europea, los Estados miembros de la UE de forma individual y el agregado total de la Europa de los Veintiocho. Asimismo, hay disponible un subconjunto de información para los países de la AELC y los países candidatos. Las estadísticas están disponibles generalmente para las regiones de nivel NUTS 2 y este artículo presenta los datos relacionados con la participación educativa y el abandono prematuro de la educación y la formación, así como con las matriculaciones, los logros y el aprendizaje permanente de adultos. Los datos estadísticos de las tasas de participación de los niños de cuatro años de edad y el número de estudiantes en educación terciaria solo están disponibles a nivel nacional para Croacia, mientras que estos indicadores se presentan para las regiones de nivel NUTS 1 de Alemania y Reino Unido.

Participación de los niños de cuatro años en la educación

Mapa 1: Tasas de participación de niños de cuatro años de edad en la educación de la primera infancia y la educación primaria
(niveles 0 y 1 de la CINE), por regiones NUTS 2, 2012 (1)
(porcentaje de niños de cuatro años de edad) - Fuente: Eurostat (educ_regind)

La edad legal para el inicio de la educación varía en función de los Estados miembros de la UE: en Luxemburgo e Irlanda del Norte (Reino Unido), la educación obligatoria se inicia a los cuatro años de edad; mientras que, en otras regiones de la UE, empieza entre los cinco y los siete años de edad; la matrícula en la educación de la primera infancia suele ser voluntaria en la mayor parte de los Estados miembros de la UE. La estrategia Europa 2020 insiste en el incremento de las tasas de participación de los niños de corta edad en preparación del inicio de la educación obligatoria. Uno de sus principales objetivos es incrementar el porcentaje de niños que participan en la educación de la primera infancia hasta un mínimo del 95 % en el año 2020.

En 2012, el porcentaje de niños de cuatro años de edad que participaba en la educación de la primera infancia o en la educación primaria fue del 91,7 % en toda la Europa de los Veintiocho. Las tasas de participación de los niños de cuatro años en la educación de la primera infancia o en la educación primaria eran, por lo general, elevadas y aumentaron hasta el 95,0 % o más en Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Reino Unido; también se superó el 95,0 % en Islandia y Noruega (entre los países de la AELC). Por el contrario, Croacia, Finlandia, Grecia y Polonia comunicaron que, en 2012, menos del 70,0 % de los niños de cuatro años de edad estaban matriculados en la educación de la primera infancia o en la educación primaria; también se registraron porcentajes relativamente bajos en los países de la AELC de Liechtenstein y Suiza (ambos por debajo del 60,0 %) y fueron incluso menores en los países candidatos de Antigua República Yugoslava de Macedonia (24,5 %) y Turquía (19,2 %).

Prácticamente todos los niños de cuatro años de edad en varias regiones de Francia, España, Países Bajos y Reino Unido participaron en la educación de la primera infancia o en la educación primaria

El mapa 1 muestra que, en las regiones de la UE, más de la cuarta parte (26,8 %) de las 224 regiones de nivel NUTS 2, para las que se dispone de información de 2012, registraron que al menos el 99,0 % de los niños de cuatro años de edad recibían educación de la primera infancia o educación primaria. De estas 60 regiones, más de las tres cuartas partes se ubicaban en solo cuatro de los Estados miembros de la UE, a saber: España (once regiones), Francia (dieciséis regiones), Países Bajos (ocho regiones) y Reino Unido (once regiones de nivel NUTS 1). Bélgica (cinco regiones) e Italia (cuatro regiones) fueron los únicos Estados miembros donde se registraron tasas de participación del 99,0 % como mínimo en más de una región; Malta también presentó una tasa superior al 99,0 % (una sola región en este nivel de desglose) y las cuatro regiones restantes fueron Burgenland, en Austria; la región Sur y Este de Irlanda; Alentejo, en Portugal; y Jutlandia Central, en Dinamarca.

Atenas registró la menor tasa de participación de niños de cuatro años de edad en la educación de la primera infancia o en la educación primaria

En 2012, había diecinueve regiones de nivel NUTS 2 en la Europa de los Veintiocho en las que el 65,0 % o menos de los niños de cuatro años participaba en la educación de la primera infancia o en la educación primaria. La tasa de participación más baja se registró en la región de la capital griega Ática (30,8 %); las regiones con algunos de los niveles más bajos de participación de niños de cuatro años de edad se hallaban por lo general en Croacia (país para el que solo se disponen de datos nacionales), Finlandia, Grecia y Polonia.

RYB glass.png
Información sobre las regiones:


Attiki (EL30), Grecia

Universidad Nacional y Kapodistríaca de Atenas
Los últimos indicadores de educación regionales de la región de la capital griega de Ática para 2012 mostraron un patrón divergente. Ática es la única región griega en la que menos de la mitad de los niños de cuatro años de edad recibieron educación de la primera infancia y educación primaria. La tasa de participación de los niños de cuatro años de edad fue del 30,8 %, lo que supuso aproximadamente un tercio de la media de la Europa de los Veintiocho (91,7 %).
Por el contrario, la proporción de estudiantes en la educación terciaria (en relación con la población local entre los 20 y 24 años de edad) se situó en el 121,8 % en Ática, casi el doble de la media de la Europa de los Veintiocho (64,1 %).
© Fotografía: A. Savin

Es interesante observar que algunas regiones de las capitales registraron tasas de participación de los niños de cuatro años de edad en la educación de la primera infancia y en la educación primaria inferiores a la de sus respectivas medias nacionales. Este hecho fue particularmente evidente en España, Grecia y Portugal, y también se dio en menor grado en Alemania, Austria, Hungría e Italia. Al contrario que en la mayor parte del Reino Unido, los porcentajes de participación en Escocia fueron muy bajos; hay que tener en cuenta que el Parlamento escocés tiene autonomía sobre la política de educación y que el sistema educativo es claramente diferente al del resto del Reino Unido.

Abandono prematuro de la educación y la formación

A menudo, los jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y 17 años han de elegir entre permanecer en la educación, adquirir algún tipo de formación o buscar un empleo. La educación obligatoria a tiempo completo dura, de media, nueve o diez años en la mayoría de los Estados miembros de la UE y, por lo general, termina al final de la educación secundaria de primer ciclo. Este periodo es un poco más largo en Letonia, Malta y en la mayor parte del Reino Unido (11 años), Irlanda del Norte, Luxemburgo y Portugal (12 años), así como Hungría y Países Bajos (13 años).

Alrededor del 12,7 % de los jóvenes de entre 18 y 24 años de la UE no participaron en ningún tipo de educación ni formación a principios de 2012

El indicador de abandono prematuro de la educación y la formación muestra el porcentaje de jóvenes de entre 18 y 24 años de edad que solo terminó la educación secundaria de primer ciclo y que no siguió ninguna otra vía educativa o de formación profesional (antes de la encuesta de la que se obtuvieron los datos).

La estrategia Europa 2020 ha fijado como objetivo que, para el año 2020, el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación sea inferior al 10 %. En 2012, el porcentaje de jóvenes entre 18 y 24 años de edad de la Europa de los Veintiocho que abandonaron de forma prematura la educación y la formación fue del 12,7 %; la tasa de abandono prematuro de los hombres fue algo mayor (14,4 %) que la de las mujeres (10,9 %).

En Europa oriental se registraron los porcentajes más bajos de abandono prematuro de la educación y la formación

El mapa 2 muestra que, en 2012, el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación varió enormemente en la Europa de los Veintiocho; la cobertura de este indicador se ha mejorado en gran medida en los últimos años, de forma que esta información se muestra ya para las regiones de nivel NUTS 2. Praga, la capital de la República Checa, presentó el menor porcentaje de jóvenes entre 18 y 24 años de edad que abandonaron de forma prematura la educación y la formación a principios de 2012, con una tasa del 2,4 %. En trece regiones de nivel NUTS 2 de la Europa de los Veintiocho, la tasa de abandono prematuro de la educación y la formación fue inferior al 5,0 %. La mayoría de estas regiones se ubicaban en Europa oriental: República Checa (cuatro regiones, incluida Praga), Polonia (tres regiones), Croacia (sus dos únicas regiones) y Bulgaria, Eslovenia y Eslovaquia (una única región en cada país). La única región con un porcentaje inferior al 5,0 % que no se hallaba en Europa oriental fue la región austriaca de Estiria (que abarca el sudeste del país y las fronteras con Eslovenia).

Mapa 2: Abandono prematuro de la educación y la formación, por regiones NUTS 2, 2012 (1)
(porcentaje de jóvenes de 18 a 24 años de edad) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_16)

Casi dos de cada cinco regiones de la UE registraron un porcentaje inferior al 10 % de abandono prematuro de la educación y la formación en la población de entre 18 y 24 años de edad

De las 264 regiones de nivel NUTS 2 para las que hay datos disponibles en la Europa de los Veintiocho, en 2012, había 104 regiones en las que menos del 10,0 % de la población de entre 18 y 24 años abandonaron de forma prematura la educación y la formación (los dos primeros sombreados del mapa 2). Estas regiones están relativamente repartidas por toda la UE, con la excepción del sur de Europa, en la que solo tres regiones (todas ellas en Grecia) registraron tasas inferiores al 10,0 %. El menor porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación tendió a concentrarse en una zona que abarcaba desde Escandinavia hasta Lituania y Polonia, antes de dividirse en dirección oeste, hacia Alemania y los países del Benelux, y en dirección sur, hacia la República Checa, Eslovaquia, Hungría, Austria, Eslovenia y Croacia.

Las extremidades geográficas suelen comunicar algunas de las tasas más altas de abandono prematuro de la educación y la formación

En el otro extremo de la escala, los porcentajes más altos de abandono prematuro de la educación y la formación en la población de 18 a 24 años de edad se registraron, para 2012, en las ciudades autónomas y las islas de España y Portugal. Estas regiones periféricas se caracterizan, al menos en parte, por no ofrecer una amplia selección de oportunidades de educación o formación, con lo que los estudiantes pueden verse obligados a trasladarse con el fin de aprender la profesión que deseen.

En 35 regiones de nivel NUTS 2 de la UE, se registró, para 2012, una tasa igual o superior al 20 % de abandono prematuro de la educación y la formación en la población de entre 18 y 24 años de edad. Estas regiones se ubicaban principalmente en el sur de Europa (veintiséis regiones) y se concentraban en España y Portugal; todas las regiones de estos dos países registraron tasas superiores al 20,0 %, a excepción de cuatro regiones del norte de España y dos regiones centrales en Portugal. El porcentaje de abandono prematuro también fue superior al 20,0 % en cuatro regiones de los extremos de Italia (incluidas las islas de Cerdeña y Sicilia), la región Macedonia Oriental-Tracia (al noroeste de Grecia) y la isla de Malta (considerada una sola región en este nivel de desglose). Fuera del sur de Europa, más de un quinto de la población comprendida entre los 18 y 24 años de edad abandonaron prematuramente la educación y la formación en cuatro grandes regiones rurales poco pobladas del Reino Unido [dos de las cuales están en los límites exteriores del territorio: Cornualles e Islas Scilly y Highlands e Islas (Escocia)], así como en dos regiones de Bulgaria y Rumanía.

A nivel nacional, las regiones de las capitales de Bélgica y Austria registraron los mayores porcentajes de abandono prematuro de la educación y la formación

Quizás sea sorprendente que la otra región en la que solo un 20,0 % o más de la población de 18 a 24 años no participó en ningún tipo de educación ni formación a principios de 2012 fue la región de la capital de Bélgica; la región Bruselas-Capital registró la tasa más elevada (20,1 %) de abandono prematuro de la formación y la educación en las regiones de nivel NUTS 2 de Bélgica. Esta cifra contrastaba con el patrón general de las regiones de las capitales, que registraron por lo general porcentajes relativamente bajos de abandono prematuro de la educación y la formación, debido probablemente a la amplia gama de nuevas oportunidades de educación disponibles en la mayoría de las capitales. Bélgica fue uno de los dos Estados Miembros de la UE que presentaron el mayor porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación en el año 2012: el otro fue Austria (región de Viena), donde la tasa de abandono prematuro fue del 10,9 % (inferior a la media de la Europa de los Veintiocho).

El porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación se redujo más rápidamente en las regiones de España y Portugal

El mapa 3 muestra el cambio en el porcentaje de personas de 18 a 24 años que abandonaron prematuramente la educación y la formación; la comparación se basa, por lo general, en el periodo de tres años de 2009 a 2012. La tasa de abandono prematuro de los estudios en la Europa de los Veintiocho se redujo durante los tres años consecutivos de este periodo y bajó en total 1,5 puntos porcentuales hasta llegar al 12,7 % en 2012. Esta tendencia a la baja en el conjunto de la Europa de los Veintiocho se reflejó en dos tercios de las regiones de nivel NUTS 2, ya que hubo una reducción en el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación en 176 de las 263 regiones para las que hay datos disponibles (cabe señalar que existen algunas divergencias con respecto al periodo de referencia estándar 2009–2012, como se muestra en la nota al pie del mapa 3).

Mapa 3: Cambio en el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación, por regiones NUTS 2, 2009–12 (1)
(puntos porcentuales de diferencia entre los años 2012 y 2009, porcentaje de 18 a 24 años) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_16)

Las mayores reducciones en el porcentaje de la población de 18 a 24 años de edad que abandonaron de forma prematura la educación y la formación entre 2009 y 2012 se registraron en las regiones de España y Portugal, donde se habían registrado algunas de las tasas de abandono prematuro más elevadas. La mayor disminución entre 2009 y 2012 se produjo en la zona Norte de Portugal, donde el porcentaje de abandono prematuro de los estudios cayó 14,3 puntos porcentuales hasta situarse en el 21,3 %. Otras tres regiones portuguesas (la Región Autónoma de las Azores, la Región Autónoma de Madeira y Alentejo) y la región española Illes Balears también registraron reducciones de al menos 10,0 puntos porcentuales entre 2009 y 2012 en el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación.

El porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación se incrementó, entre 2009 y 2012, en casi un tercio (83 de las 263) de las regiones de nivel NUTS 2 para las que hay datos disponibles. Estos incrementos fueron generalmente modestos en naturaleza, puesto que solo nueve regiones experimentaron un aumento de 4,0 puntos porcentuales o más en la tasa de abandono prematuro de la educación y la formación (como se muestra en la sombra más oscura del mapa 3). Entre ellas, se encontraban tres regiones del Reino Unido, incluida la única región de la UE que comunicó un alza de dos dígitos en su tasa, Highlands e Islas, donde el porcentaje de población de 18 a 24 años de edad que había abandonado la educación y la formación aumentó 13,7 puntos porcentuales entre 2008 y 2011. Las otras dos regiones del Reino Unido fueron Cornualles e Islas Scilly y Yorkshire Oriental y Lincolnshire Septentrional, mientras que las seis regiones restantes se hallaban repartidas en Bélgica (región de Bruselas-Capital), Bulgaria, España, Francia, Italia y Polonia.

Bulgaria fue el único Estado miembro de la UE donde el porcentaje de hombres que abandonaron prematuramente la educación y la formación fue inferior al de las mujeres

La información sobre el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación se puede analizar también con respecto a las distintas tasas obtenidas para hombres y mujeres. En el año 2012, el porcentaje de mujeres con edades comprendidas entre 18 y 24 años de edad en la Europa de las Veintiocho que abandonaron prematuramente sus estudios fue, de media, 3,5 puntos porcentuales inferior al porcentaje correspondiente de hombres. Las mayores diferencias entre sexos se registraron en el sur de Europa, donde las tasas de hombres fueron, en general, mucho más elevadas: este hecho fue especialmente evidente en Chipre, España, Italia, Malta y Portugal, así como en Estonia y Letonia. Por el contrario, Bulgaria fue el único Estado miembro de la UE donde la tasa de hombres que abandonaron prematuramente los estudios fue inferior a la correspondiente a las mujeres (con una diferencia de 0,9 puntos porcentuales en 2012).

La proporción de varones que abandonaron prematuramente la educación y la formación fue superior al porcentaje correspondiente a las mujeres en el 85 % de las regiones de la UE

La figura 1 muestra las regiones con las distribuciones más atípicas entre sexos: incluye las 10 regiones donde la diferencia (en puntos porcentuales) entre las tasas de hombres y mujeres fue mayor (lado izquierdo de la figura) y las 10 regiones donde la diferencia entre las tasas de mujeres y hombres fue mayor (lado derecho de la figura). Solo 33 de las 220 regiones de nivel NUTS 2, es decir, el 15 % de las regiones de las que se disponen datos, informaron que la tasa de abandono prematuro de la educación y la formación en hombres fue inferior a la tasa correspondiente a las mujeres en el año 2012. La mayor diferencia se observó en la región Noroeste de Bulgaria, donde la tasa de hombres fue 9,4 puntos porcentuales inferior a la de las mujeres.

Figura 1: Abandono prematuro de la educación y la formación con diferencias atípicas entre sexos, regiones NUTS 2 seleccionadas, 2012 (1)
(porcentaje de hombres/mujeres de 18 a 24 años de edad) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_16)

El mayor porcentaje de hombres que abandonaron prematuramente los estudios se dio en Extremadura

Las tasas de hombres que abandonaron prematuramente los estudios fueron, por lo general, superiores a las tasas correspondientes a las mujeres. Esta diferencia entre sexos se incrementó en dos dígitos para nueve regiones de nivel NUTS 2 en 2012 (como se muestra en el lado izquierdo de la Figura 1). Estas regiones se caracterizaban por tener algunas de las tasas más altas de abandono prematuro de la educación y la formación y se hallaban exclusivamente en el sur de Europa, principalmente en España y Portugal. La mayor diferencia entre sexos se registró en Extremadura (España), donde el porcentaje de hombres que abandonaron prematuramente los estudios fue del 41,3 %, unos 18,8 puntos porcentuales mayor que el de mujeres; la tasa de abandono prematuro de la educación y la formación en hombres de Extremadura fue la mayor de las regiones de nivel NUTS 2.

Además de las dos ciudades autónomas españolas, la mayor tasa de abandono prematuro de la educación y la formación en mujeres se registró en la región española de Illes Balears (29,6 %). El porcentaje general de abandono prematuro de la educación y la formación en Illes Balears se redujo 10,7 puntos porcentuales entre 2009 y 2012 (la tercera reducción más importante de las regiones de nivel NUTS 2); un estudio más detallado revela que el ritmo de reducción en esta región fue casi tres veces más rápido entre los hombres que entre las mujeres.

Estudiantes en educación terciaria

La educación terciaria es el nivel educativo que ofrecen las universidades clásicas, las universidades de ciencias aplicadas, las escuelas técnicas superiores y otras instituciones que conceden titulaciones académicas o diplomas profesionales superiores. El acceso a la educación terciaria suele requerir haber finalizado un programa de educación secundaria de segundo ciclo o de educación postsecundaria no terciaria. En 2012 (curso académico 2011/2012), el número de estudiantes matriculados en la educación terciaria en la Europa de los Veintiocho se elevaba a 20,0 millones;

El mapa 4 muestra el número de estudiantes matriculados en una universidad o en un centro educativo similar (nivel terciario) en cada región con respecto al número de residentes de edades comprendidas entre los 20 y los 24 años en la misma región: este dato da una idea de lo atractiva que resulta cada región para los estudiantes de educación terciaria. Algunas regiones informaron valores muy altos (muy por encima del 100 %), pues albergan grandes universidades u otras instituciones de enseñanza superior importantes; estas cifras reflejan el hecho de que dichas regiones atraen a un considerable número de estudiantes de otras regiones (o países). Debe asimismo señalarse que, con la promoción de la educación y la formación para todos los miembros de la sociedad (incluidas las personas de más edad), cada vez hay más estudiantes de nivel terciario que no forman parte del tradicional grupo de edad de 20 a 24 años (utilizado como denominador para realizar el cálculo).

Mapa 4: Número total de estudiantes en la educación terciaria
(niveles CINE 5 y 6), como porcentaje de la población de 20 a 24 años de edad, por regiones NUTS 2, 2012 (1)
(%) - Fuente: Eurostat (educ_regind)

En Bratislava y Praga, la relación entre estudiantes de educación terciaria y residentes de 20 a 24 años de edad fue superior a 2:1

En el año académico 2011/2012, se registraron, por lo general, altos índices de estudiantes de educación terciaria en el norte de España, el norte de Italia y el norte de Grecia, así como en Lituania (una sola región en este nivel NUTS) y en Finlandia, tal y como se muestra en el sombreado más oscuro del mapa 4. Sin embargo, las regiones con el mayor porcentaje de estudiantes de educación terciaria con relación a su número de habitantes de 20 a 24 años de edad tendieron a ser las regiones de las capitales. Este fue particularmente el caso de Bratislava (Eslovaquia) y Praga (República Checa), donde el porcentaje de estudiantes de educación terciaria alcanzó un máximo del 220,5 % y del 214,7 %; estas fueron las dos únicas regiones donde el número de estudiantes de educación terciaria fue más del doble del número de habitantes de entre 20 y 24 años de edad.

Las regiones de las capitales atraen a estudiantes de educación terciaria

De las 18 regiones de la UE que registraron un número mayor de estudiantes matriculados en educación terciaria que de residentes de 20 a 24 años en 2012, la mayoría (11) fueron regiones de las capitales: Bratislava (Eslovaquia), Praga (República Checa), Viena (Austria), Bucarest-Ilfov (Rumanía), Bruselas-Capital (Bélgica), Ática (Grecia), Eslovenia Occidental (Eslovenia), Mazovia (Polonia), Comunidad de Madrid (España), Hungría Central (Hungría) y Lacio (Italia). Cinco de las siete regiones restantes que comunicaron más estudiantes de educación terciaria que residentes de 20 a 24 años se hallaban en Grecia (cuatro de estas regiones presentaron tasas superiores a las de Ática); las otras dos regiones eran La Rioja (España) y Brabante Valón (Bélgica).

Alemania, Grecia, Países Bajos y Suecia: los únicos Estados miembros cuya región de la capital no registró la mayor concentración de estudiantes de educación terciaria

A pesar de que sus tasas eran inferiores al 100 %, las regiones de las capitales de Bulgaria, Dinamarca, Finlandia, Francia, Irlanda, Portugal y Reino Unido (solo se dispone de datos para las regiones de nivel NUTS 1) presentaron la mayor concentración de estudiantes de educación terciaria de cada uno de estos países, en relación con la población de 20 a 24 años de edad.

Por consiguiente, junto con Grecia (véase más arriba), los únicos Estados miembros con varias regiones que registraron en 2012 una mayor concentración de estudiantes de educación terciaria, en relación con la población de 20 a 24 años de edad, fuera de la región de su capital fueron Alemania (solo se disponen datos para las regiones de nivel NUTS 1), Países Bajos y Suecia; cabe señalar que únicamente se cuenta con datos nacionales para Croacia. En Alemania, Hamburgo (79,6 %) y Bremen (74,8 %) registraron tasas que fueron superiores a las de Berlín (70,0 %). En los Países Bajos, Groninga (89,5 %) y Utrecht (76,2  %) presentaron las tasas más elevadas de estudiantes de educación terciaria en relación con residentes de 20 a 24 años de edad y fueron las únicas regiones con unas tasas superiores a las de Holanda Septentrional (69,9 %). En Suecia, las tasas más elevadas se dieron en Norrland Septentrional (94,5 %), Suecia Centro-Oriental (75,5 %) y Suecia Meridional (72,2 %); cada una de estas regiones registraron una relación mayor a la de Estocolmo (69,1 %).

Nivel de educación terciaria

Los dos mapas siguientes facilitan información sobre la proporción de la población con estudios de nivel terciario, esto es, un título universitario o similar. Uno de los objetivos educativos de Europa 2020 es que en 2020 al menos un 40 % de las personas de entre 30 y 34 años de edad de la EU tengan estudios de nivel terciario.

En 2012, poco más de un tercio (35,7 %) de la población de 30 a 34 años de edad de la Europa de los Veintiocho había completado un nivel terciario de educación. Estas cifras respaldan la premisa de que un porcentaje creciente de la población de la UE estudia hasta alcanzar un nivel superior, en consonancia con el objetivo de Europa 2020; de hecho, una década antes (en 2002) la proporción correspondiente fue 12,2 puntos porcentuales inferior (un 23,5 %).

Las aglomeraciones atraen a personal altamente cualificado

Teniendo en cuenta que la mayor parte de las personas de entre 30 y 34 años de edad han finalizado su educación terciaria antes de los 30 años, este indicador también se puede utilizarse para evaluar el atractivo (o el «efecto llamada») de las regiones en relación con las oportunidades de empleo de los graduados. Las grandes empresas suelen elegir las capitales como ubicación de sus sedes, ya sea por motivos de prestigio o para beneficiarse de las economías de escala que pueden estar presentes en algunas de las ciudades más importantes de Europa. Dado el alto número y la amplia variedad de empleos para titulados que suelen ofrecerse en las capitales, no es sorprendente, por tanto, que muchas regiones de capitales europeas registraran una alta proporción de la población de 30 a 34 años con estudios de nivel terciario.

Casi las tres cuartas partes de las personas entre 30 y 34 años residentes en Londres-Centro tenían estudios de nivel terciario

En 2012, había 21 regiones de nivel NUTS 2 en la UE donde más de la mitad de la población de entre 30 y 34 años tenía estudios de nivel terciario (véase el mapa 5). Había una alta concentración de graduados en nueve de las regiones del Reino Unido, que se encontraban en su mayor parte en el sur de Inglaterra (alrededor de Londres) y en Escocia Oriental. La proporción de población de entre 30 y 34 años de edad con estudios de nivel terciario alcanzó un máximo de casi tres de cada cuatro personas (73,1 %) en Londres-Centro, muy por encima de la segunda región (País Vasco, en España), donde la tasa correspondiente fue del 61,7 %.

Mapa 5: Personas de 30 a 34 años de edad con estudios de nivel terciario
(niveles CINE 5 y 6), por regiones NUTS 2, 2012 (1)
(porcentaje de personas de 30 a 34 años de edad) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_12)
Mapa 6: Cambio en la proporción de personas de entre 30 y 34 años de edad con nivel de educación terciaria (niveles CINE 5 y 6), por regiones NUTS 2, 2009–12 (1)
(puntos porcentuales de diferencia entre los años 2012 y 2009, porcentaje de 30 a 34 años) - Fuente: Eurostat (edat_lfse_12)

Los agrupaciones de actividad económica también pueden atraer a personal altamente cualificado

De las restantes doce regiones donde más de la mitad de la población de 30 a 34 años de edad habían finalizado la educación terciaria en 2012, tres regiones se hallaban en el norte de España, incluido el País Vasco. Había dos provincias belgas (alrededor de la región de la capital) y dos regiones francesas (la región de la capital Isla de Francia y Mediodía-Pirineos). Cuatro de las otras cinco regiones incluían capitales: la de los Estados miembros nórdicos y la de Irlanda; la última región fue Utrecht, en los Países Bajos, que está considerada la región más competitiva de la UE según un estudio realizado por la Comisión Europea [véase este artículo sobre Regional competitiveness (en inglés) para obtener más información].

Las empresas de actividades económicas relacionadas se suelen agrupar con el fin de beneficiarse de las sinergias y de la proximidad de clientes y competidores por igual. Este fenómeno puede reforzar las especializaciones y atraer al personal cualificado a una determinada región. Entre los ejemplos encontramos las agrupaciones intensivas de I+D especializadas en biotecnología, investigación médica, tecnologías de la información y la comunicación, sector aeroespacial o automoción. La capacidad de atracción de algunos grupos no siempre se advierte por el tamaño relativamente grande de las regiones de nivel NUTS 2; sin embargo, un grupo de empresas aeroespaciales ubicadas en los alrededores de Toulouse, en la región de Mediodía-Pirineos de Francia, y un grupo de empresas relacionadas con actividades petrolíferas en Escocia Nororiental habrán, al menos en parte, contribuido a que estas regiones estén entre las 21 regiones de la UE donde al menos la mitad de la población de entre 30 y 34 años de edad tienen educación terciaria.

¿Movilidad de titulados en Europa Oriental y Meridional?

Salvo España, ninguno de los Estados miembros de la UE de Europa Oriental y Meridional con varias regiones comunicó, en 2012, que la mitad o más de la población de 30 a 34 años tenía estudios de nivel terciario. Este hecho puede resultar sorprendente, dado que muchas regiones de estas zonas se caracterizan por tener un mayor número de estudiantes matriculados en educación terciaria que de residentes de 20 a 24 años (como se expone en el mapa 3). Esta aparente dicotomía podría explicarse por varios factores:

  • los sistemas educativos podrían estar relativamente centralizados, con lo que los residentes de una región cursarían estudios en la región de la capital antes de regresar a su lugar original de residencia para buscar trabajo tras la graduación;
  • estas regiones podrían caracterizarse por un alto grado de movilidad entre los graduados jóvenes, con personas cualificadas que buscan trabajo en otros países — este patrón podría ser especialmente frecuente en regiones con un alto índice de desempleo o en regiones donde los salarios medio son relativamente bajos;
  • un reciente incremento del interés por la educación terciaria.

Además de las regiones del sur y este de Europa, las regiones de Alemania y Austria registraron también una proporción relativamente baja de sus respectivas poblaciones de 30 a 34 años que, en 2012, tenían estudios de nivel terciario. Este hecho puede atribuirse, al menos en parte, a la especial importancia que se otorga al aprendizaje en prácticas en estos dos países, con lo que, para muchos trabajos se exige una cualificación profesional en lugar de una titulación. La mayor proporción de población de 30 a 34 años con educación terciaria en Alemania se registró en Alta Baviera (43,6 %), mientras que la tasa más alta de Austria se dio en la región de la capital, Viena (37,8 %).

En diecinueve regiones de la UE una proporción inferior a uno de cada cinco residentes de entre 30 y 34 años tenía educación terciaria

Muchas de las regiones donde los logros en educación terciaria de la población de 30 a 34 años fueron relativamente más bajos se caracterizaban por ser zonas donde los sectores primarios o las industrias pesadas (por ejemplo, agricultura, minería o hierro y acero) han desempeñado tradicionalmente un papel importante en el tejido económico de la región. En 2012, había diecinueve regiones de nivel NUTS 2 en la UE con una proporción inferior a una de cada cinco personas de 30 a 34 años con educación terciaria. Seis de estas regiones se hallaban en Rumanía; cinco, en el sur de Italia; dos, tanto en Bulgaria como en Grecia, y una única región en Austria, Eslovaquia, Hungría y República Checa. La mayoría de estas se consideraban principalmente como económicamente subdesarrolladas, en la medida en que 15 de ellas tenían un nivel medio del PIB per cápita inferior al 75 % de la media de la Europa de los Veintiocho en 2011; cada una de las 4 regiones restantes registraron un porcentaje del PIB per cápita también inferior a la media de la Europa de los Veintiocho.

Casi cuatro de cada cinco regiones de la UE comunicó que el porcentaje de su población de entre 30 y 34 años con educación terciaria se había incrementado entre 2009 y 2012

El mapa 6 facilita información sobre el cambio en educación terciaria en el mismo grupo de edad (de 30 a 34 años), en función de un análisis de las diferencias realizado entre 2009 y 2012. En toda la Europa de los Veintiocho, la proporción de población de 30 a 34 años de edad con educación terciaria aumentó 3,6 puntos porcentuales, hasta situarse en un 35,7 %; si este tipo de cambio se mantiene, el objetivo de Europa 2020 de que, en 2020, al menos un 40 % de las personas de entre 30 y 34 años de edad en la UE tengan estudios de nivel terciario se alcanzará antes de la fecha prevista.

La inmensa mayoría de las regiones de la UE siguió un patrón similar, ya que la proporción de población de 30 a 34 años con estudios terciarios aumentó en 205 de las 263 regiones de nivel NUTS 2, según los datos disponibles. El incremento más rápido se produjo en la región insular griega de Egeo Meridional, donde la proporción aumentó 17,1 puntos porcentuales entre 2009 y 2012. Aparte de esta región, hubo otras diecisiete regiones de la UE donde se registraron aumentos de puntos porcentuales de dos dígitos, entre las que se incluyen siete regiones del Reino Unido, tres regiones de Polonia, dos regiones de Francia y República Checa y una única región de Eslovaquia, Eslovenia y Portugal. La mayor parte de las regiones que experimentaron un rápido crecimiento de educación terciaria en el Reino Unido se caracterizaban por tener ya altos niveles de logros educativos. Fuera del Reino Unido, los logros en educación terciaria en la mayoría de las demás regiones con un rápido crecimiento se encuentran distribuidos alrededor de la media de la Europa de los Veintiocho.

El porcentaje de la población de 30 a 34 años de edad con estudios de nivel terciario descendió en regiones predominantemente rurales o en el corazón de las viejas zonas industriales

Por el contrario, había 57 regiones de nivel NUTS 2 donde la proporción de residentes de 30 a 34 años con estudios de nivel terciario disminuyó durante el periodo 2009–2012 (no se registró ningún cambio en Hannover, Alemania). Estas reducciones pueden deberse a que los jóvenes graduados se trasladan a otra región (quizás en busca de trabajo), a que los jóvenes no regresan a su región de origen después de graduarse (y deciden establecerse en otra región) o simplemente a las bajas tasas de graduación. Muchas de las regiones que experimentaron una disminución de la proporción de residentes de 30 a 34 años con estudios de nivel terciario fueron principalmente zonas rurales o zonas que en el pasado estaban especializadas en una amplia variedad de industrias pesadas tradicionales. La disminución de los logros en educación terciaria fue mayor en las regiones rurales francesas de Baja Normandía y Auvernia, la región provincial de Zelanda en los Países Bajos y la gran región metropolitana de Merseyside en el Reino Unido; estas fueron las únicas regiones de la UE donde la proporción de personas de 30 a 34 años con educación terciaria se redujo en más de 10,0 puntos porcentuales entre 2009 y 2012.

Aprendizaje permanente

Mapa 7: Participación de los adultos de 25 a 64 años en la educación y la formación, por regiones NUTS 2, 2012 (1)
(porcentaje de 25 a 64 años de edad) - Fuente: Eurostat (trng_lfse_04)

El marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación está encaminado a apoyar el desarrollo de los sistemas de educación y formación de los Estados miembros de la UE, ofreciendo incluso iniciativas de aprendizaje permanente que proporcionen los medios para que todos los miembros de la sociedad alcancen su potencial. Este marco establece el objetivo de que, en el año 2020, una media de al menos el 15 % de los adultos de entre 25 y 64 años de edad deberá participar en el aprendizaje permanente.

El 9,0 % de la población de la UE de entre 25 y 64 años participó en actividades de educación o de formación en el año 2012

En contraste con el análisis de los logros en el nivel de educación terciaria, en el que las regiones con mayor participación se solían caracterizar por ser regiones de capitales u otras regiones densamente pobladas, la participación en la educación y la formación se distribuyó de forma bastante uniforme en los distintos Estados miembros de la UE, lo que sugiere que este indicador está estrechamente vinculado con las políticas nacionales y las mentalidades de asalariados y empleadores.

El mapa 7 presenta información regional sobre la proporción de las personas de entre 25 y 64 años que habían participado en educación y la formación en 2012; estos datos estadísticos se refieren a las personas que informaron de que, durante un periodo de cuatro semanas anterior a la encuesta en la que se recogieron los datos, habían recibido algún tipo de educación o formación. La información recogida se refiere a todos los niveles de educación y formación, independientemente de si era o no relevante al puesto de trabajo actual o futuro del encuestado. En 2012, el porcentaje de población total de la Europa de los Veintiocho de entre 25 y 64 años que había recibido algún tipo de educación o formación era del 9,0 %.

Las regiones danesas registraron las tasas de participación más altas en educación y formación

En 2012, había 18 regiones de nivel NUTS 2 en la UE (de un total de 266 regiones para las que hay datos disponibles) donde el 20,0 % o más de la población de 25 a 64 años había participado en actividades de educación o de formación. Cuatro de las cinco regiones de nivel NUTS 2 danesas estaban entre las primeras de la clasificación, mientras que la quinta región obtuvo la octava tasa de participación más alta. La proporción de las personas de entre 25 y 64 años que participaron en educación o formación en las regiones danesas osciló entre el 27,8 % y el 35,4 %, y la mayor tasa de participación se registró en la región Capital. Además de en las regiones danesas, hubo también una gran propensión a participar en actividades de educación y formación en los Estados miembros nórdicos de Finlandia y Suecia, que contaban con las otras 13 regiones en las que al menos una quinta parte de la población de entre 25 y 64 años había recibido educación o formación en 2012. Las siguientes tasas de participación más altas — justo por debajo del 20 % — se localizaban principalmente en Países Bajos y Reino Unido (a pesar de que fueron inferiores en Irlanda del Norte), así como en Viena (Austria) y Eslovenia Occidental (Eslovenia).

En 58 regiones en la Europa de los Veintiocho menos del 5,0 % de la población de entre 25 y 64 años de edad participó en educación y formación en el año 2012. Estas se concentraban en Bulgaria, Croacia, Grecia, Hungría y Rumanía; todas las regiones de estos países registraron tasas inferiores al 5,0 %. Cada una de las regiones de Eslovaquia, aparte de la región de la capital Bratislava, y todas las regiones de Polonia, salvo tres, comunicaron también que menos del 5,0 % de la población de 25 a 64 años de edad participaron en actividades de educación o de formación. El nivel de participación más bajo (0,9 %) se registró en la región Centro-Norte de Bulgaria.

RYB glass.png
Información sobre las regiones:


Hovedstaden (DK01), Dinamarca

Universidad técnica de Copenhague
La región de la capital de Dinamarca fue la región de la Europa de los Veintiocho que registró el mayor porcentaje de población (entre 25 y 64 años de edad) que participaba en educación y formación (35,4 % en 2012); esta tasa fue casi cuatro veces mayor que la media de la Europa de los Veintiocho (9,0 %).
Las cuatro regiones de nivel NUTS 2 restantes de Dinamarca registraron también niveles muy elevados de aprendizaje permanente y se encuentran entre las diez regiones europeas que mejores resultados presentaron para este indicador.
© Fotografía: Universidad técnica de Copenhague

Fuentes y disponibilidad de datos

Debido a que la estructura de los sistemas educativos varía de un país a otro, disponer de un marco para recopilar, reunir y presentar estadísticas e indicadores de educación regionales, nacionales e internacionales constituye un requisito previo para la comparabilidad. La Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE) proporciona la base necesaria para recopilar datos sobre educación. Clasifica todos los programas educativos por campo y nivel de enseñanza, al tiempo que presenta definiciones y conceptos normalizados. La CINE-97 es la versión que se introdujo en 1997 y que se utiliza para las estadísticas presentadas en este artículo. Se puede consultar una descripción completa en la página web del Instituto de Estadística (UIS) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) (en inglés). CINE-97 distingue siete niveles de educación:

  • educación de la primera infancia (nivel 0);
  • educación primaria (nivel 1);
  • primer ciclo de educación secundaria (nivel 2) y segundo ciclo de educación secundaria (nivel 3);
  • educación postsecundaria no superior (nivel 4);
  • primer ciclo de la educación terciaria (nivel 5) y segundo ciclo de la educación terciaria (nivel 6).

La revisión de la CINE se inició en 2009 y la clasificación revisada [ISCED 2011] (en inglés) fue adoptada por la Conferencia General de la Unesco de noviembre de 2011. Está previsto que las primeras estadísticas basadas en la CINE 2011 se publiquen en el año 2015.

Una gran parte de las estadísticas de educación europeas se recopilan como parte de un ejercicio gestionado conjuntamente con el Instituto de Estadística de la Unesco (UNESCO-UIS), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y Eurostat; este se denomina a menudo ejercicio de recopilación de datos UOE.

Los datos administrativos se recopilan cada año y se refieren a años académicos; por ejemplo, los datos correspondientes al periodo 2012 cubren el año académico 2011/12.

Los datos estadísticos sobre abandono prematuro de la educación y la formación y sobre estudios de nivel terciario se recogen a través de la encuesta de población activa de la UE, que es otra fuente importante para las estadísticas de educación.

Definiciones de los indicadores

Las estadísticas sobre el porcentaje de niños de cuatro años de edad que están matriculados en centros de educación de la primera infancia o de educación primaria abarcan las instituciones que ofrecen atención educativa a niños pequeños. Estos deben contar con personal cualificado y especializado en educación. Por ello, se excluyen las guarderías, ludotecas y escuelas infantiles que no exigen a sus empleados contar con titulación en educación.

El indicador sobre el abandono prematuro de la educación y la formación muestra el porcentaje de jóvenes de entre 18 y 24 años de edad que solo ha terminado la educación secundaria de primer ciclo (niveles 0, 1, 2 o 3C de la CINE) y que no sigue ninguna otra vía educativa o de formación profesional.

Las estadísticas sobre matriculaciones en educación terciaria hacen referencia a aquellas personas que participan en programas educativos de nivel 5 o 6 de la CINE. Los programas de enseñanza terciaria de nivel 5 de la CINE pueden ser de orientación académica (teóricos en gran medida) o de orientación profesional (en este último caso suelen ser programas más cortos destinados directamente a preparar a los estudiantes para el mercado laboral). Los programas de enseñanza terciaria de segunda etapa (nivel 6 de la CINE) se refieren a estudios superiores que conducen a una titulación de investigación superior (como un doctorado). Cabe señalar que el mapa 4 combina dos conceptos distintos, en concreto un numerador basado en el número de estudiantes que están registrados según el centro educativo en el que están inscritos y un denominador que se basa en las estadísticas de población, que están registradas con arreglo a la residencia. En consecuencia, la región de estudio no siempre corresponde a la región de residencia. Además, en el número de estudiantes pueden también incluirse personas que no figuran en el registro de población (por ejemplo, estudiantes extranjeros temporales). Por lo tanto, es posible que una región registre porcentajes de alumnos de educación terciaria superiores al 100 % de la población (de un determinado grupo de edad), especialmente cuando hay altas tasas de movilidad de estudiantes.

El nivel de estudios se define como el porcentaje de personas de un determinado grupo de edad que ha alcanzado un nivel de estudios determinado. El rango de edad de 30 a 34 años se utiliza para analizar los logros en el nivel de educación terciaria, pues estos tienen lugar generalmente en el periodo de los cinco primeros años en que la gran mayoría de los estudiantes ya ha terminado sus estudios.

El aprendizaje permanente abarca la búsqueda del conocimiento por motivos personales o profesionales, con el objetivo general de mejorar los conocimientos, las habilidades y las competencias. Los datos estadísticos del aprendizaje permanente se refieren a personas de entre 25 y 64 años de edad que han recibido educación o formación en las cuatro semanas anteriores a la encuesta de población activa (EPA); estas cifras se dividen por la población total del mismo grupo de edad. La información recogida se refiere a todos los niveles de educación o formación, independientemente de si esta era o no relevante al puesto de trabajo actual o futuro del encuestado.

Contexto

Cada Estado miembro de la UE es en gran parte responsable de sus propios sistemas de educación y formación y del contenido de sus programas de enseñanza (planes de estudio). La UE apoya las medidas adoptadas en el ámbito nacional y ayuda a sus Estados miembros a hacer frente a los desafíos comunes, a través de lo que se conoce como el método abierto de coordinación: la UE ofrece un foro de políticas para discutir temas de actualidad (por ejemplo, envejecimiento de la sociedad, déficit de cualificaciones o competencia mundial); de este modo, los Estados miembros pueden intercambiar mejores prácticas y compartir la información recopilada.

Oportunidades educativas para todos

Primera infancia

En febrero de 2011, la Comisión Europea adoptó una comunicación titulada «Educación y cuidados de la primera infancia: ofrecer a todos los niños la mejor preparación para el mundo de mañana» [COM(2011) 66]. En ella se observaba que los cuidados y la educación de la primera infancia son una base esencial para tener éxito en el aprendizaje permanente, la integración social, el desarrollo personal y la empleabilidad futura, y que son especialmente beneficiosos para las personas desfavorecidas y pueden ayudar a los niños a escapar de la pobreza y de entornos familiares difíciles.

Abandono escolar

Aproximadamente uno de cada siete niños dejan los estudios o la formación prematuramente, lo cual repercute en las personas, la sociedad y las economías. En enero de 2011, la Comisión Europea adoptó una Comunicación titulada «Abordar el abandono escolar prematuro: una contribución clave a la agenda Europa 2020» [COM(2011) 18]. En ella se describían los motivos por los que los alumnos deciden dejar prematuramente los estudios, así como las medidas existentes y previstas para abordar este problema en toda la UE.

Estudiantes adultos

La duración de los estudios de la mayor parte de los europeos es significativamente superior a la exigencia mínima legal. Ello refleja la elección de matricularse en la educación superior y, asimismo, participar en mayor medida en iniciativas de aprendizaje permanente, ya que hay estudiantes maduros (adultos) que retoman los estudios, a menudo con el fin de volver a formarse o prepararse para un cambio de orientación profesional. Las oportunidades que la UE ofrece a sus ciudadanos para vivir, estudiar y trabajar en otros países constituyen una contribución fundamental a la comprensión multicultural y al desarrollo personal, que a su vez contribuye a aumentar el potencial económico de la UE.


RYB info.png
Educación: un pilar fundamental de Europa 2020


La educación es uno de los cinco pilares fundamentales de la estrategia de crecimiento Europa 2020. Dos de los indicadores presentados en este artículo a nivel regional son los parámetros utilizados en el seguimiento del progreso de la UE para convertirse en una economía inteligente, sostenible e integradora. Estas referencias se han establecido en el ámbito de la UE y prevén que:

  • el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación sea inferior al 10 % en el año 2020;
  • al menos el 40 % de la población entre 30 y 34 años de edad deberían haber completado estudios de nivel terciario para el año 2020.

Hay que señalar que si bien estos objetivos se han establecido para todo el territorio de la UE, no se aplican específicamente a nivel nacional ni regional. De hecho, cada referencia de Europa 2020 se ha traducido a objetivos de nivel nacional (y a veces, de nivel regional) que reflejan las diferentes situaciones y circunstancias de cada Estado miembro. En cuanto al porcentaje de abandono prematuro de la educación, los objetivos nacionales oscilan entre un mínimo de tan solo un 4,5 , en Polonia y un máximo del 16 % en Italia.

«Juventud en movimiento» (en inglés) es una de las iniciativas emblemáticas de Europa 2020. Se trata de un amplio paquete de iniciativas políticas sobre educación y empleo para los jóvenes que se inició en 2010. Su objetivo es mejorar la educación y la empleabilidad de los jóvenes de la UE, con el fin de reducir el alto índice de desempleo y aumentar la tasa de empleo joven mediante las siguientes medidas:

  • hacer que la educación y la formación sean más pertinentes a las necesidades de los jóvenes;
  • animar a más jóvenes a que aprovechen las ayudas de la UE para estudiar y formarse en otro país;
  • propiciar que los países de la UE tomen medidas para facilitar la transición del mundo académico al laboral.

Para obtener más información: Europa 2020


Educación y formación 2020 (ET 2020)

En mayo de 2009, se adoptó un marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación (conocido como ET 2020) y se establecieron cuatro objetivos estratégicos para la educación y la formación en la UE:

  • hacer realidad el aprendizaje permanente y la movilidad;
  • mejorar la calidad y la eficacia de la educación y la formación;
  • promover la equidad, la cohesión social y la ciudadanía activa;
  • incrementar la creatividad y la innovación en todos los niveles de la educación y la formación.


RYB info.png
Erasmus+: un programa de la UE en materia de educación, formación, juventud y deporte para finales de esta década


Erasmus+ es un programa de la UE que tiene como objetivo mejorar las cualificaciones y la empleabilidad y modernizar la educación, la formación y el trabajo juvenil; asimismo, el programa apoya el deporte (proyectos de base y problemas transfronterizos como, el amaño de partidos o el racismo). Se ha concebido con el fin de proporcionar un nuevo enfoque para el desarrollo de un sector educativo moderno y dinámico, que promueva la colaboración entre aprendizaje formal, informal y no formal, así como la cooperación entre el mundo académico y laboral. El programa Erasmus+ se ejecutará durante siete años (2014–2020) con un presupuesto de 14 700&nbsp millones;EUR, que se compartirá entre los siguientes programas:

  • educación y formación (77,5 %);
  • juventud (10 %);
  • instrumentos de préstamos para estudiantes (3,5 %);
  • agencias nacionales (3,4 %);
  • costes administrativos (1,9 %);
  • Jean Monnet (1,9 %): un programa que pretende fomentar la docencia, la investigación y la reflexión en el campo de estudios sobre la integración europea en las instituciones de educación superior;
  • deporte (1,8 %).

El programa Erasmus+ está estrechamente vinculado con los objetivos políticos de las iniciativas ET 2020 y Europa 2020. Ofrecerá oportunidades a más de cuatro millones de europeos y participarán unas 125 000 instituciones educativas diferentes, lo que se traduce en lo siguiente:

  • dos millones de estudiantes de enseñanza superior estudiarán y realizarán prácticas profesionales en el extranjero;
  • 650 000 estudiantes de formación profesional cursarán parte de su educación y formación en el extranjero;
  • 500 000 jóvenes podrán trabajar como voluntarios en el extranjero y a participar en intercambio de jóvenes;
  • 200 000 estudiantes de máster se beneficiarán de un nuevo plan de garantía de crédito y de más de 25 000 becas para másters conjuntas;
  • 800  000 profesores, maestros, formadores, personal de educación y jóvenes trabajadores podrán enseñar o recibir formación en el extranjero.

Para alcanzar estos objetivos, ET 2020 estableció una serie de parámetros, para los que se realiza un seguimiento estadístico periódico y se presentan informes. Estos parámetros incluyen los siguientes objetivos que deben alcanzarse de aquí a 2020, a saber:

  • al menos el 95 % de los niños de entre cuatro años de edad y la edad de inicio de la educación primaria obligatoria deberían participar en la educación de la primera infancia;
  • el porcentaje de jóvenes de 15 años con aptitudes insuficientes en lectura, matemáticas y ciencias debería ser inferior al 15 %;
  • el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación debería ser inferior al 10 %;
  • el porcentaje de personas de entre 30 y 34 años de edad con nivel de educación terciaria debería ser de al menos el 40 %;
  • una media de al menos el 15 % de los adultos de entre 25 y 64 años de edad debería participar en el aprendizaje permanente.

En noviembre de 2011, se adoptaron dos parámetros adicionales sobre la movilidad del aprendizaje (que también deberá alcanzarse en el año 2020) y en mayo de 2012 se añadió una referencia sobre la empleabilidad:

  • Una media de al menos el 20 % de los titulados de enseñanza superior deberán haber recibido un periodo de formación o estudios de nivel superior (incluidas prácticas de trabajo) en el extranjero, el cual debería representar un mínimo de 15 créditos del Sistema Europeo de Transferencia de Créditos Académicos (ECTS) (en inglés) o durar un mínimo de tres meses.
  • Una media de al menos el 6 % de la población de entre 18 y 34 años de edad con formación profesional inicial y titulación profesional debería haber recibido un periodo de estudio o de formación inicial en Educación y Formación Profesionales (EFP) (en inglés) (incluidas las prácticas profesionales) en el extranjero durante un mínimo de dos semanas.
  • El porcentaje de titulados con empleo (de entre 20 y 34 años de edad) que hayan abandonado la educación y la formación no más de tres años antes del año de referencia debería ser de al menos el 82 %.

En 2013, la Dirección General de Educación y Cultura de la Comisión Europea publicó Education and training monitor, 2013 (en inglés) (la segunda edición de esta publicación anual). Proporciona un análisis de los progresos realizados hacia los objetivos de abandono prematuro de los estudios y de logros en educación terciaria, tal y como se especifica en la estrategia Europa 2020. Mientras que el informe consideró que la primera parte de la meta se podía lograr, es decir, que el porcentaje de personas que abandonan de forma prematura los estudios debería disminuir a menos del 10 % en el año 2020, se confirmó que alrededor de 5,5 millones de estudiantes de la Unión Europea siguen abandonando los estudios prematuramente. En segundo lugar, en el informe se indicó que la UE estaba haciendo buenos progresos hacia la consecución del objetivo de aumentar los logros en educación terciaria un 40 % (de nuevo para 2020). En el informe también se observó que los sistemas de educación y formación de la UE han tenido que enfrentarse al desafío provocado por la consolidación de las finanzas públicas y los niveles de desempleo juvenil, a la vez que se subrayó la necesidad de establecer un vínculo más estrecho entre el mundo laboral y el mundo académico.

RYB info.png
Educación y formación: financiación de la política de cohesión.


Las iniciativas políticas regionales en materia de educación y formación se centran en el desarrollo de aptitudes y talentos, que se consideran cruciales para garantizar la competitividad a largo plazo de Europa y su cohesión social. Las acciones prioritarias en el ámbito del capital humano se financian principalmente a través del Fondo Social Europeo (FSE), mientras que el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) apoya las inversiones en infraestructura educativa.

El FSE financia las iniciativas regionales orientadas a garantizar que los jóvenes completen su educación y obtengan las competencias que les permitan tener más oportunidades de encontrar empleo: reducir las tasas de deserción escolar, animar a los jóvenes a permanecer en la escuela y garantizar un mayor acceso a la educación (por ejemplo, entre las personas pertenecientes a grupos desfavorecidos y minorías), a través de la mejora de las oportunidades profesionales y de la educación terciaria. Como se espera que la proporción de puestos de trabajo altamente cualificados aumente en la economía de la UE, habrá una necesidad cada vez mayor de personas con estudios de nivel terciario.

El FSE financia programas de educación terciaria y apoya la cooperación con la industria con el objetivo de establecer una mejor relación entre proveedores de formación y empresas para garantizar que los conocimientos enseñados son los que las empresas necesitan, a través de la promoción de la cultura de formación y aprendizaje permanente que beneficie a trabajadores y los empleadores. De este modo, se ayuda a las personas a progresar en sus carreras, a prepararse para cambiar de trabajo y a regresar a formar parte de la población activa si no tienen empleo.

La educación y la formación son activos importantes para el desarrollo regional y pueden recibir financiación de la política de cohesión, principalmente a través del FSE y el FEDER. Las inversiones de la UE en el marco de los fondos de la política de cohesión asignadas a capital humano, educación y formación se valoraron en 33 383 millones  EUR durante el periodo de 2007 a 2013, lo que supuso el 9,7 % del total del presupuesto del fondo de cohesión de la UE durante este periodo. La mayor parte de la financiación se destinó directamente a programas de formación y de educación, puesto que a estas acciones se le atribuyeron 3,6 veces la misma cantidad de fondos que para el desarrollo de infraestructura de educación.

Para obtener más información: Política de cohesión en educación y formación

Véase también

Más información de Eurostat

Publicaciones

Tablas principales

Regional education statistics (t_reg_educ)
Education (t_educ)
EU region (t_educ_regio)
Educational attainment, outcomes and returns of education (t_edat)
Tertiary educational attainment, age group 30-34 by sex and NUTS 1 regions (tgs00105)
Early leavers from education and training by sex and NUTS 1 regions (tgs00106)

Base de datos

Regional education statistics (reg_educ)
Education (educ)
EU region (educ_regio)
Educational attainment and outcomes of education (edat)
Educational attainment level: main indicators (edatm)
Population by educational attainment level — regional data (edatm2)

Sección especializada

Metodología / Metadatos

Fuente de los gráficos y los mapas (MS Excel)

Enlaces externos


Vistas