Estadísticas de hacienda pública

De Statistics Explained

Datos de octubre de 2012. Datos más recientes: Más información de Eurostat, Tablas principales y Base de datos. La versión inglesa es más reciente.

Este artículo examina la evolución de los principales indicadores financieros sobre hacienda pública en la Unión Europea (UE) y en la zona del euro (con diecisiete miembros). En él se abordan específicamente materias como el déficit público (de las administraciones públicas), la deuda bruta de las administraciones públicas, sus ingresos y gastos y los impuestos y cotizaciones sociales, que son las principales fuentes de ingresos de la administración.

Estas estadísticas son indicadores esenciales para determinar la salud de la economía de un Estado miembro; con arreglo al Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) de la UE, los Estados miembros se comprometen a mantener sus déficits y su deuda por debajo de ciertos límites: el déficit de la administración de un Estado miembro no puede superar el – 3 % de su producto interior bruto (PIB), mientras que su deuda no puede ser superior al 60 % del PIB. Si un Estado miembro no respeta estos límites, se activa el denominado procedimiento de déficit excesivo (PDE). Este procedimiento implica varias fases —incluida la posibilidad de sanciones— a fin de incitar al Estado miembro afectado a tomar las medidas adecuadas para poner remedio a la situación. Los mismos límites de déficit y deuda constituyen también criterios para la Unión Económica y Monetaria (UEM) y, por lo tanto, para adherirse al euro. Además, la última revisión de las Directrices integradas para el crecimiento y el empleo (revisadas en el contexto de la Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador) incluye una directriz relativa a la calidad y sostenibilidad de las finanzas públicas. La crisis financiera y económica ha planteado grandes retos a muchas administraciones europeas. Las principales preocupaciones afectan a la capacidad de las administraciones nacionales para atender sus reembolsos de deuda y para adoptar las medidas necesarias a fin de controlar su gasto público, al mismo tiempo que intentan promover el crecimiento económico.

Gráfico 1: Saldo presupuestario de las administraciones públicas, 2010 and 2011 (1)
(necesidad o capacidad de financiación netas de las administraciones públicas, en % del PIB) - Fuente: Eurostat (gov_dd_edpt1)
Tabla 1: Saldo presupuestario y deuda bruta de las administraciones públicas, 2008-2011 (1)
(en % del PIB) - Fuente: Eurostat (gov_dd_edpt1)
Gráfico 2: Deuda bruta consolidada de las administraciones públicas, 2010 y 2011 (1)
(en % del PIB) - Fuente: Eurostat (gov_dd_edpt1)
Gráfico 3: Evolución de gastos e ingresos totales, 2001-2011 (1)
(en % del PIB) - Fuente: Eurostat (gov_a_main)
Gráfico 4: Evolución de gastos e ingresos totales, 2001-2011 (1)
(en miles de millones EUR) - Fuente: Eurostat (gov_a_main)
Gráfico 5: Ingresos y gastos de las administraciones públicas, 2011 (1)
(en % del PIB) - Fuente: Eurostat (gov_a_main)
Gráfico 6: Composición de los ingresos totales, 2011 (1)
(en % de los ingresos totales) - Fuente: Eurostat (gov_a_main)
Gráfico 7: Principales componentes de los ingresos de las administraciones públicas, 2011 (1)
(en % de los ingresos totales) - Fuente: Eurostat (gov_a_main)
Gráfico 8: Composición de los gastos totales, 2011 (1)
(en % de los gastos totales) - Fuente: Eurostat (gov_a_main)
Gráfico 9: Principales componentes de los gastos totales de las administraciones públicas, 2011 (1)
(en % de los gastos totales) - Fuente: Eurostat (gov_a_main)
Gráfico 10: Gastos de las administraciones públicas por función CFAG, 2010 (1)
(en % del PIB) - Fuente: Eurostat (gov_a_exp)
Gráfico 11: Principales categorías de impuestos y cotizaciones sociales, EU-27, 2001-2011 (1)
(en % del PIB) - Fuente: Eurostat (gov_a_main)
Gráfico 12: Principales categorías de impuestos y cotizaciones sociales, 2011 (1)
(en % del PIB) - Fuente: Eurostat (gov_a_main)
Gráfico 13: Contratación pública, 2005 y 2010 (1)
(valor de la contratación pública por procedimiento abierto, en % del PIB) - Fuente: Eurostat (gov_oth_procur), servicios de la Comisión Europea

Principales resultados estadísticos

En 2011, el déficit público (necesidad de financiación neta del sector consolidado de las administraciones públicas, como porcentaje del PIB), tanto de la UE-27 como de la zona del euro de los diecisiete disminuyó en comparación con 2010, al tiempo que la deuda pública aumentó.

Déficit público

En la EU-27 el déficit de las administraciones públicas en relación con el PIB disminuyó del – 6,5 % en 2010 al – 4,4 % en 2011; en la zona del euro descendió del – 6,2 % al – 4,1 %. En 2011, los índices de déficit rebasaron el umbral de referencia del – 3 % del PIB en diecisiete Estados miembros. Diez Estados miembros tuvieron un déficit público superior al umbral del – 3 % durante todo el período de referencia de 2008 a 2011. El mayor déficit público (en porcentaje del PIB) de 2011 se registró en Irlanda (– 13,4 %), Grecia (– 9,4 %), España (– 9,4 %) y el Reino Unido (– 7,8 %). En veinticinco Estados miembros, el déficit público (en relación con el PIB) se redujo, o su superávit público creció en 2011 en comparación con 2010. Hungría, Estonia y Suecia registraron un superávit público en 2011. Siete Estados miembros (Bulgaria, Dinamarca, Alemania, Luxemburgo, Malta, Austria y Finlandia) registraron en 2011 déficits inferiores al umbral del – 3 % (véase el gráfico 1). Dos Estados miembros —Chipre y Eslovenia— registraron déficits más importantes en 2011 que en 2010.

Deuda pública

En la EU-27, la deuda pública en porcentaje del PIB aumentó desde el 80,0 % a finales de 2010 hasta el 82,5 % a finales de 2011; en la zona del euro, el incremento fue del 85,4 % al 87,3 %. En total, catorce Estados miembros comunicaron un porcentaje de deuda superior al 60 % del PIB en 2011. A finales de 2011, los valores más bajos de deuda pública en porcentaje del PIB se registraron en Estonia (6,1 %), Bulgaria (16,3 %) y Luxemburgo (18,3 %) (véase el gráfico 2). En 2011, la deuda pública en porcentaje del PIB creció en veintiún Estados miembros de la UE en comparación con 2010, mientras que los porcentajes de deuda pública se redujeron en seis Estados miembros: Alemania, Estonia, Letonia, Luxemburgo, Hungría y Suecia. Los mayores aumentos de los porcentajes de deuda de 2010 a 2011 se registraron en Grecia (22,3 puntos porcentuales), Portugal (14,6 puntos), Irlanda (14,2 puntos), y Chipre (9,8 puntos).

Ingresos y gastos de las administraciones públicas

La importancia de las administraciones públicas en la economía puede medirse en función del total de ingresos y gastos de las administraciones públicas como porcentaje del PIB. En la EU-27, el total de los ingresos públicos ascendió en 2011 a un 44,7 % del PIB (frente a un 44,1 % del PIB en 2010); los gastos representaron el 49,1 % del PIB (un descenso frente al 50,6 % de 2010). En la zona del euro, el gasto total de las administraciones públicas fue en 2011 del 49,5 % del PIB y el total de ingresos, del 45,4 % del PIB (véase el gráfico 3).

En términos absolutos, y considerando tanto la EU-27 como la zona del euro, el total de gastos de las administraciones públicas creció de forma constante entre 2001 y 2010 (véase el gráfico 4). En 2010 y 2011, el total de gastos de las administraciones públicas descendió ligeramente en términos absolutos. Los ingresos también aumentaron de manera constante a lo largo de 2008 en la EU-27 y la zona del euro, disminuyeron en 2009 y volvieron a aumentar en 2010 y 2011. En 2011, el total de ingresos rebasó los niveles anteriores a la crisis tanto en la EU-27 como en la zona del euro.

El nivel de gastos e ingresos de las administraciones públicas varía considerablemente entre los Estados miembros de la UE (véase el gráfico 5). En 2011, los países con los mayores niveles de gastos e ingresos combinados de las administraciones públicas como porcentaje del PIB (superiores al 100 %) fueron Dinamarca, Finlandia, Francia, Hungría, Bélgica y Suecia, así como Noruega entre los países de la AELC. Seis Estados miembros notificaron porcentajes combinados relativamente bajos (menos del 80 % del PIB): Bulgaria, Lituania, Rumanía, Eslovaquia, Letonia y Estonia, mientras que Suiza indicó el porcentaje más bajo (68,1 %) entre los miembros de la AELC.

En toda la EU-27, los principales componentes del total de ingresos de las administraciones públicas son los impuestos y las cotizaciones sociales (véase el gráfico 6). En 2011, los impuestos representaron en la EU-27 un 58,2 % de los ingresos totales (55,0 % en la zona del euro), mientras que las cotizaciones sociales ascendieron al 31,1 % de los ingresos totales (34,6 % en la zona del euro). En los distintos Estados miembros, la importancia relativa de las diversas categorías de ingresos varía enormemente. Por ejemplo, los impuestos fueron menos del 50 % de los ingresos públicos en Hungría, la República Checa, Eslovaquia y Eslovenia en 2011, pero un 84 % en Dinamarca (véase el gráfico 7).

La mayor proporción de gasto público de la EU-27 en 2011 correspondió a la redistribución de ingresos en forma de transferencias sociales en metálico o en especie (véanse los gráficos 8 y 9). En la EU-27, las transferencias sociales representaron un 43,4 % del gasto total (el 46,8 % en la zona del euro). La remuneración del personal representó el 22,1 % del gasto público (el 21,4 % en la zona del euro). Las rentas de la propiedad a pagar —cuya mayor parte, con diferencia, la constituyen los intereses— supusieron el 6,0 % del gasto público en la EU-27 (el 6,1 % en la zona del euro); este valor ascendió al 13,9 % del gasto total en Grecia y al 10,9 %, en Islandia.

Los gastos de las administraciones públicas pueden analizarse con más detalle utilizando la Clasificación de las Funciones de las Administraciones Públicas (CFAP). En 2010, las medidas de protección social representaron la mayor proporción de gasto público en todos los Estados miembros de la UE, con una media del 19,9 % del PIB en la EU-27. Esta pauta es común a todos los Estados miembros salvo Irlanda, donde las transferencias de capital destinadas a sostener el sector bancario irlandés influyeron en la importancia relativa de la función de asuntos económicos. La protección social varió desde un 25,4 % del PIB en Dinamarca, un 24,2 % en Francia y un 23,9 % en Finlandia hasta un 11,7 % en Chipre y un 11,2 % en Islandia. Las siguientes funciones de la CFAP, ordenadas por su importancia relativa en la EU-27, fueron salud (7,5 % del PIB), servicios públicos generales (6,5 %) y educación (5,5 %). En la EU-27, los gastos en asuntos económicos ascendieron al 4,7 % del PIB en 2010, mientras que se destinó menos del 2 % del PIB a cada una de estas funciones: defensa, orden público y seguridad, protección del medio ambiente, vivienda y servicios comunitarios o actividades recreativas, cultura y religión (todas estas funciones se agrupan bajo la denominación «Otros» en el gráfico 10).

Los principales tipos de ingresos públicos son los impuestos corrientes sobre la renta, el patrimonio, etc., los impuestos sobre la producción y las importaciones y las cotizaciones sociales; los impuestos sobre el capital apenas llegaron al 0,6 % de los ingresos totales en EU-27 en 2011. En el período de 2007 a 2009 aumentó la importancia relativa de los ingresos procedentes de las cotizaciones sociales en la EU-27; sin embargo, esta pauta se invirtió en 2010, y las cotizaciones sociales permanecieron casi invariables de 2010 a 2011 (13,9 % del PIB en 2010 y 2011). La importancia relativa de los impuestos corrientes sobre la renta, el patrimonio, etc., disminuyó de 2007 a 2009; más tarde permaneció estable de 2009 a 2010 y volvió a aumentar al 12,6 % del PIB en 2011. Los impuestos sobre la producción y las importaciones aumentaron 0,4 puntos porcentuales del PIB desde el valor mínimo de 2009, hasta situarse en un 13,1 % del PIB en 2011 (véase el gráfico 11).

En 2011, la estructura de los ingresos fiscales varió considerablemente entre los Estados miembros de la UE (véase el gráfico 12). Como era de esperar, los países que comunicaron niveles relativamente altos de gasto tendieron a ser también los que recaudaron más impuestos (en porcentaje del PIB). Por ejemplo, en 2011 el mayor volumen de las principales categorías de impuestos y cotizaciones sociales fue el 48,9 % del PIB que registró Dinamarca; Francia y Bélgica ocuparon las posiciones siguientes, con un 45,4 % y un 45,2 %, respectivamente, mientras que la proporción del PIB correspondiente a tales ingresos fue inferior al 30 % en seis Estados miembros: Irlanda, Eslovaquia, Letonia, Rumanía, Bulgaria y Lituania (donde se registró el porcentaje del PIB más bajo, con un 26,1 %). Suiza también registró un porcentaje inferior al 30 %.

En 2010, el valor de la contratación pública por procedimiento abierto alcanzó el 11,6 % del PIB en Eslovaquia, el 11,5 % del PIB en Letonia y el 10,6 % del PIB en Estonia, lo que es más del triple de la media (3,5 %) de la EU-27 (véase el gráfico 13). Ninguno de los Estados miembros que se adhirieron a la UE en 2004 o en 2007 registró valores inferiores a la media de la EU-27 en 2010. Entre los Estados miembros de la UE-15, el Reino Unido (con un 6,5 %) registró el mayor índice de contratación pública por procedimiento abierto en porcentaje del PIB, mientras que Alemania (1,3 %) y Luxemburgo (1,5 %) registraron los valores más bajos.

Fuentes y disponibilidad de datos

Conforme al procedimiento de déficit excesivo, los Estados miembros de la UE están obligados a comunicar a la Comisión Europea sus estadísticas sobre déficit público y deuda pública antes del 1 de abril y el 1 de octubre de cada año. Además, Eurostat recoge datos más detallados sobre hacienda pública en el marco del programa de transmisión del SEC, que sirve para presentar datos sobre las cuentas nacionales. Los principales agregados recogidos sobre administraciones públicas se suministran a Eurostat dos veces al año, mientras que las estadísticas sobre funciones de las administraciones públicas (CFAP) e ingresos detallados por impuestos y cotizaciones sociales deben transmitirse en el plazo de un año a partir del final del período de referencia, y en el plazo de nueve meses a partir del final del período de referencia, respectivamente.

Los datos que se presentan en este artículo corresponden a las principales partidas de ingresos y gastos del sector de las administraciones públicas, que se recopilan con carácter nacional conforme al sistema europeo de cuentas SEC-95. La diferencia entre el total de ingresos y el total de gastos —incluidos los gastos de capital (en particular, la formación bruta de capital fijo)— equivale a la capacidad o necesidad de financiación netas de las administraciones públicas, que es también el saldo contable de las cuentas públicas no financieras.

Delimitación de la administración pública

El sector de las administraciones públicas incluye todas las unidades institucionales cuya producción se destina al consumo individual y colectivo y se financia principalmente mediante pagos obligatorios realizados por unidades pertenecientes a otros sectores, así como todas las unidades institucionales dedicadas principalmente a la redistribución de la renta y la riqueza nacionales. El sector público está subdividido en cuatro subsectores: administración central, administración regional —si procede—, administración local y administraciones de seguridad social —si procede—.

Definición de los principales indicadores

El saldo presupuestario se define como la relación entre la necesidad y la capacidad de financiación netas de las administraciones públicas notificada a efectos del procedimiento aplicable en caso de déficit excesivo, y se expresa en relación con el PIB. De conformidad con el Protocolo sobre el procedimiento aplicable en caso de déficit excesivo, la deuda pública es la deuda bruta que permanezca viva a final de año, dentro de los sectores de las administraciones públicas, a su valor nominal y consolidada.

Los principales ingresos del sector público proceden de impuestos, cotizaciones sociales, ventas y rentas de la propiedad. En el SEC-95 se definen por referencia a una lista de categorías: producción de mercado, producción para uso final propio, pagos por otra producción no de mercado, impuestos sobre la producción y las importaciones, otras subvenciones a la producción, rentas de la propiedad a cobrar, impuestos corrientes sobre la renta, el patrimonio, etc., cotizaciones sociales, otras transferencias corrientes y transferencias de capital.

Las principales partidas de gastos corresponden a la remuneración de los empleados públicos, las prestaciones sociales, los intereses de la deuda pública, las subvenciones y la formación bruta de capital fijo. Los gastos totales de las administraciones públicas se definen en el SEC-95 por referencia a una lista de categorías: consumo intermedio, formación bruta de capital fijo, remuneración de los asalariados, otros impuestos sobre la producción, subvenciones, rentas de la propiedad a pagar, impuestos corrientes sobre la renta, el patrimonio, etc., prestaciones sociales, algunas partes de transferencias sociales en especie, otras transferencias corrientes, algunos ajustes, transferencias de capital y transacciones con activos no producidos.

Los datos de las administraciones públicas notificados en relación con los principales agregados de las administraciones públicas y con su gasto por funciones en el marco del SEC-95 deben consolidarse, queriendo esto decir que se eliminan o anulan las operaciones específicas entre unidades institucionales dentro del sector público: rentas de la propiedad, otras transferencias corrientes y transferencias de capital. Los datos de los subsectores deben consolidarse dentro de cada subsector, pero no entre subsectores. Por tanto, los datos a nivel de sector deben ser iguales a la suma de los datos de los subsectores, salvo las partidas de rentas de la propiedad, otras transferencias corrientes y transferencias de capital, que están consolidadas. Para estas partidas y, por consiguiente, para los ingresos y gastos totales, la suma de los subsectores debe superar el valor del sector.

Los impuestos y las cotizaciones sociales corresponden a ingresos recaudados (en efectivo o en especie) por las administraciones centrales, regionales y locales, y por la seguridad social. Estos gravámenes (denominados generalmente «impuestos») se organizan en tres áreas principales, cubiertas por los siguientes capítulos:

  • impuestos sobre la renta, el patrimonio, etc., incluidos todos los pagos obligatorios recaudados periódicamente por las administraciones públicas sobre la renta y el patrimonio de las empresas y los hogares;
  • impuestos sobre la producción y las importaciones, incluidos todos los pagos obligatorios recaudados por las administraciones públicas con respecto a la producción e importación de bienes y servicios, el empleo de mano de obra y la propiedad o el uso de terrenos, edificios u otros activos utilizados en la producción;
  • cotizaciones sociales, incluidas todas las cotizaciones sociales a cargo de los empleadores y los asalariados, así como las cotizaciones sociales imputadas, que representan la contrapartida de las prestaciones sociales pagadas directamente por los empleadores.

Los datos sobre contratación pública se basan en la información que figura en las convocatorias de licitación y los anuncios de adjudicación de contratos enviados para su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea (serie S). El numerador es el valor de la contratación pública por procedimiento abierto. Para cada uno de los sectores —obras, suministros y servicios—, el número de convocatorias de licitación publicadas se multiplica por una media basada, en general, en todos los precios indicados en los anuncios de adjudicación de contratos publicados en el Diario Oficial durante el año correspondiente. Seguidamente, el valor de la contratación pública se expresa en relación con el PIB.

Contexto

La disciplina del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) tiene por objeto mantener sincronizada, a grandes rasgos, la evolución económica de la UE y, en particular, de los países de la zona del euro. Además, el PEC pretende impedir que los Estados miembros adopten medidas que podrían beneficiar indebidamente a sus economías en detrimento de otras. Hay dos principios fundamentales para el PEC: el déficit (previsto o efectivo) no debe superar el – 3 % del PIB y la deuda estatal en porcentaje del PIB no debe ser superior al 60 % (o debe descender hasta acercarse a este valor). El PEC se reforzó considerablemente en 2011, como toda la gobernanza económica de la UE en general.

Cada año, los Estados miembros facilitan a la Comisión Europea información detallada sobre sus políticas económicas y el estado de sus finanzas públicas. Los países de la zona de euro proporcionan esta información en el contexto de los programas de estabilidad, mientras que otros Estados miembros lo hacen en forma de programas de convergencia. La Comisión Europea evalúa si las políticas están en consonancia con objetivos económicos, sociales y medioambientales acordados, y puede optar por emitir una advertencia si cree que un déficit está aumentando anormalmente. Esto puede hacer que el Consejo llegue a la conclusión de que existe un déficit excesivo, lo que exige fijar un plazo para su corrección.

Más información de Eurostat

Publicaciones

Tablas principales

Annual government finance statistics (t_gov_a)
Government deficit and debt (t_gov_dd)
Other government indicators (t_gov_oth)

Base de datos

Annual government finance statistics (gov_a)
Government deficit and debt (gov_dd)
Quarterly government finance statistics (gov_q)
Other government indicators (gov_oth)

Sección especializada

Metodología / Metadatos

Fuente de los datos de las tablas y los gráficos (MS Excel)

Otra información

Enlaces externos

Véase también

Vistas